domingo, 22 de abril de 2012

SPOILER-O-RAMA: Mar adentro


Os presentamos una nueva sección de Cine y otras drogas. Y os preguntareis, ¿Qué leches es Spolier-o-rama?
Hablando sobre posibles contenidos del blog con un buen amigo, Isaac, me comentó una alocada idea: hacer un apartado en el que se contara toda una película o una serie.

¿Por qué esperar a ver las seis temporadas de Lost para saber el final? ¿O tener que aguantar entera una peli horrible? ¿Queréis hablar de Lars Von Trier, de cómo acaba la saga Crepúsculo o de la última de Kim Ki Duk sin necesidad de perder vuestro tiempo? Esta es vuestra sección.

Para empezar, la elegida es… (Redoble de tambores)… ¡Mar adentro!



 Mar adentro (España, 2004)

Director: Alejandro Amenábar
Guión: Alejandro Amenábar, Mateo Gil
Interpretes: Javier Bardem, Belén Rueda, Lola Dueñas, Mabel Rivera, Clara Segura, Joan Dalmau,...



Lo mejor de la película es, sin duda, que casi todos ya conocemos la historia de Ramón Sampedro. Es decir, las razones para ver la obra de Amenábar empiezan siendo, afortunadamente, muy bajas.
De todos modos, por si hay algún despistado, Mar adentro es la historia de Ramón, quien lleva postrado en una cama más de 30 años, tras sufrir un terrible accidente. Su único deseo, morir. Para ello intentará que, primero Julia y después Rosa, le ayuden a acabar con su vida. Será esta última quien finalmente lo haga y le libre así de su pesada carga.

A simple vista puede parecer un resumen muy corto o simple. Aparte de un mensaje pro-eutanasia y alguna pincelada dramática a cargo de la familia del protagonista, no se nos cuenta mucho más. Recuerda a esos pesados telefilmes de Antena 3 que ponían en las tardes de lo años 90. Solo que Amenábar utiliza trucos para alargar el metraje y conseguir la lágrima fácil; bonitos planos en las secuencias oníricas, reiterativa música de gaitas, toques de humor muchas veces forzados… 
Todo esto hace que mí sinopsis anterior la podamos reducir a una simple ecuación:

Mar adentro = telefilme + vídeo clip de Carlos Nuñez + El equipo A

Si, habéis leído bien. Nombro la serie de Aníbal y sus secuaces. Amenábar copia típica escena en que el grupo de mercenarios arreglan un coche o se construyen armas, siempre con la misma música de fondo. Lástima no haber podido encontrar ningún vídeo de la escena en que se tunea la silla de ruedas de Ramón Sampedro.
Pero bueno, raro sería ver una película de este director en la que no copiase nada. Por si os interesa os dejo el poster y un enlace del telefilme de 2001 titulado Condenado a vivir, a ver si os recuerda algo.






Si os preguntan si no hay nada que salvar de la película, podéis contestar afirmativamente: las actuaciones.
Bardem está bien, como siempre, y cumple su cometido principal, que llegues a odiar su personaje. Deseas su muerte desde la primera media hora.
Las actrices protagonistas tampoco lo hacen mal, incluso Belén "rueda".
Pero si hubiera que destacar algo, sería a los actores gallegos, alguno de ellos en su primer papel ante las cámaras.

El film lo tenía todo para triunfar. Una producción tonta y empalagosa para llegar a tocar la patatica del gran público.
Para ayudar un poco a la promoción, Amenábar decidió ser portada de las revistas Shangay y Zero, y difundir su homosexualidad. Aunque creo que a nadie le extrañó este secreto a voces, parece una forma un poco huraña o desafortunada de hacer marketing con su sexualidad.






Director gay, con película comercial de bonita banda sonora y Bardem haciendo de tetrapléjico busca premios. Pues toma unos cuantos: Goyas, Oscars, León de Plata, Globos de Oro, etc. 

Viendo esto quizá sea yo el equivocado, pero amigos míos, mi consejo es que no perdáis ni un minuto en ver esta peli.


Si de verdad estáis interesados en esta clase de temas, dadle una oportunidad a La escafandra yla mariposa de Julian Schnabel. Os haréis un favor a vosotros,…y al cine.



5 comentarios:

  1. Me gusta la sección. Muy buena recomendación final. Todavía pestañeo intentando comunicar cosas gracias a La escafandra y la mariposa.

    ResponderEliminar
  2. Nunca he tenido ganas de verla; leer esto me reafirma.

    ResponderEliminar
  3. Mireia, siempre puedes verla para odiar un poco más a Amenabar. El odio siempre es bueno! :D

    ResponderEliminar
  4. q grande la escafandray la mariposa.....de mal aliento poco puedo decir........no la vi entera del regomello cabreante que se me puso......

    ResponderEliminar
  5. Como dijo Antonio Gasset: "Cruz y Raya también hacen buenas imitaciones y no les nominan a los Óscar"

    ResponderEliminar