jueves, 26 de julio de 2012

Crítica: El Caballero Oscuro:La leyenda renace

¡HASTA SIEMPRE GOTHAM! 

Por Isaac Moreira. 




Aunque es innecesario decirlo, no lo puedo evitar; superar una película como El caballero oscuro es una tarea difícil, muy difícil, pero a Chris Nolan, Christian Bale, Gary Oldman, Michael Caine y Morgan Freeman no se les puede menospreciar, de hecho no habría que esperar menos de ellos.

Nolan se embarca en una trama muy compleja en la que ve necesario ampliar el abanico de personajes para sostener la historia, convirtiéndola casi en una película coral donde Batman sigue siendo el eje principal y leitmotiv, pero por poco margen.

Dos de los grandes fichajes son Bane y Catwoman. Tom Hardy consigue dotar a Bane de un aura de peligro a través de gestos tan simples como el ligero movimiento de una mano. Con su voz pausada y calmada hace que te des cuenta de que, puede que esta vez, Batman no pueda abatirlo (los seguidores de la mitología de Bats ya saben quien es y lo que se puede esperar de él).

Por otro lado Anne Hathaway da credibilidad a Catwoman, un personaje totalmente justificado gracias al marco de espionaje industrial que envuelve la trama. Reconozco que cuado supe que saldría Catwoman y quién iba a interpretarla me sentí traicionado por Nolan. Debo confesar que estaba totalmente equivocado.

El punto de partida no podría ser más acertado. Han pasado ocho años desde que el Joker aterrorizó a la ciudad y Harvey Dent se presentó como el símbolo de la justicia y el cambio de Gotham. La ciudad se ha regenerado y se presenta de una forma más acogedora y luminosa, libre de mafias y criminales, lo que quizá justifique el ausente oscurantismo de las calles de las dos anteriores entregas. Bruce Wayne ha pagado el precio de su alter ego tanto física como emocionalmente. Gracias a esto, Nolan sabe sorprender con situaciones nuevas e inesperadas para Bruce Wayne/Batman haciéndole pasar momentos realmente difíciles mientras la historia encaja a la perfección con las otras dos entregas. Como consecuencia se puede ver la trilogía como la juventud, madurez y ocaso del murciélago.
 
El erudito lector de comics se encontrará con referencias de El Regreso del señor de la noche, sobretodo en la primera parte del metraje. Incluso hay un par de frases que casi parecen sacadas directamente del texto de Frank Miller, como cuando Alfred ve las grabaciones de Bane en acción o un joven policía novato contempla a Batman por primera vez. También retoma elementos de la saga de Ras Al Ghul  de una forma sutil, inteligente y complementaria al universo Batman/Nolan.

Ahora bien, en mi modesta opinión, parte de los grandes aciertos de esta película son, a su vez, algunos de sus defectos.

- La trama abarca tantos detalles y elementos que hay veces en los que no llega a darles el tiempo necesario resumiéndolos en una escena o una frase dejando huecos que debe rellenar el espectador con la información parcial que ha recibido. También contiene algunas escenas sobrecogedoras que son resueltas de forma rápida, restándole emoción.

- El alto nivel de personajes en juego hace que quede alguno sin desarrollar del todo, lo que le da un tono bastante plano, como es el caso de Matthew Modine. Mientras que en otros se explaya en exceso. Es especialmente decepcionante la pequeña trampa que hace Nolan para integrar en la historia el personaje de Joseph Gordon-Levitt (actor cada vez más notable).

- A riesgo de ser demasiado quisquilloso, debo decir que el fantasma del Joker parece haber sido compinche en los planes de Bane para los ciudadanos de Gotham acercándose a esos entrañables experimentos sociológicos.

- Por último, la idea de ver las tres películas como un todo hace que se abuse de los flashbacks un poco mas de lo aconsejable.

En este punto y haciendo balance:
¿Ha superado Dark Knight Rises a Dark Knight? Para mí claramente no.
¿Es una buena película? Claramente si.
¿Es un final digno para la saga de Batman? El mejor. 

Nota: 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario