miércoles, 5 de junio de 2013

Dossier: John Carpenter (parte I)

JOHN CARPENTER, MASTER OF HORROR
Por Toi Brownstone




Cuando tienes la oportunidad de escribir sobre uno de tus grandes héroes cinematográficos, lo primero que te invade es la alegría y el orgullo, pero a continuación te supera la responsabilidad y la inseguridad. Estaré a la altura? Le rendiré tributo como se merece? Quedaré como una estúpida inepta? Ahora mismo estoy pasando por un momento de bloqueo mental. Mi cabeza es un torbellino de ideas y conceptos, pero creo que voy a soltar la frase más contundente y más concisa que se me haya ocurrido jamás para definir al protagonista de este dossier. Allá voy.


JOHN CARPENTER ES DIOS.

(Y punto).

Creo que hablo en nombre de (casi) todos los amantes del cine de terror y ciencia ficción, cuando hago semejante afirmación. A pesar de ser un director maldito cuyo éxito comercial se redujo a dos o tres títulos, durante casi 40 años John Carpenter, que se ha convertido en todo un referente para una gran minoría silenciosa  que vive mientras los demás duermen, nos ha estado deleitando con títulos que para los fans de estos géneros tan infravalorados son esenciales.

Todavía recuerdo un programa de tele con un coloquio sobre el miedo en el cine, Fear in Film, que incluía a John Landis, David Cronenberg y John Carpenter, como directores de algunas de las grandes películas de terror de la época. Cronenberg estaba trabajando en su magnífica y enfermiza Videodrome, y nuestro Dios estaba inmerso en, ni más ni menos, que La Cosa, una de mis pelis favoritas. Discreto, callado, fumando y bebiendo de una taza en una postura bastante relajada. Recuerdo que pensé este tío rockea, y a partir de ahí me hice fan.

Director, guionista, actor, compositor de sus propias bandas sonoras, editor, productor…un hombre absolutamente apasionado con su trabajo, capaz de alterar una máscara de un dólar y convertirla en el rostro de uno de los grandes villanos del cine, y de sacar a Kurt Russell de la tele y el universo Disney y convertirlo en su actor fetiche, poniéndolo en la piel de Elvis, de Snake Plissken, el piloto MacReady y Jack Burton.

Qué queréis que os diga? Para mí estas son algunas de las razones por la que no sólo hay que respetar al director, sino que en realidad deberíamos adorarlo. Esperemos que este humilde dossier os ayude a hacerlo.



FILMOGRAFÍA


DARK STAR (John Carpenter, USA, 1974)
Seleccionada por Isaac Moreira

La presentación de John Carpenter al mundo fue el resultado del trabajo de varios amigos de la escuela de cine. Una pseudocomedia de ciencia ficción de serie b  pero con unos efectos especiales muy carismáticos entre los que se encuentran una versión barata y cutre de los saltos al hiperespacio que tres años más tarde veríamos en Star Wars, alienígenas formados por balones de playa con manoplas con garras y bombas inteligentes con las que hay que filosofar para que no exploten. Aún con su tono satírico, bajo presupuesto y absurdez, el film es divertido, interesante y con más trasfondo del que aparenta en un principio. A destacar que el guión lo escribió Carpenter con Dan O'Bannon, posterior guionista de Alien, el octavo pasajero. Hay quien dice que ya en Dark Star se encuentran algunas de las claves de Alien. Visiónenlas, comparen y juzguen ustedes mismos.



ASALTO A LA COMISARÍA DEL DISTRITO 13 (Assault on Precinct 13, John Carpenter, USA, 1976)
Seleccionada por Iván Fanlo

Carpenter ha declarado en numerosas ocasiones que lo único que sabe hacer son western encubiertos o enmarcados en otro tipo de géneros. Es sin duda en este filme en el que más se puede apreciar esta influencia, y la del cine de Howard Hawks, en lo que parece casi un remake carpenteriano de esa obra maestra llamada Río Bravo. Ya en su primer film, Dark Star, podíamos asistir al gusto del director por oprimir a sus personajes bajo espacio reducido; pero aquí eso se transformará en lo que ya es una marca de la casa y una constante en muchas de sus películas: oprimir a sus personajes en un espacio reducido y verlos actuar bajo la angustia de algo/alguien acechando. Una serie b deliciosa, que al revisionarla uno no pude dejar de acordarse de otro clásico, La noche de los muertos vivientes de Romero.



¡ALGUIEN ME ESTÁ ESPIANDO! (Someone's Watching Me!, John Carpenter, USA, 1978)
Seleccionada por Iván Fanlo

¡Alguien me está espiando! es el primero de los tres filmes que John Carpenter dirigió directamente para televisión. El guión, escrito por el propio Carpenter, es todo un ejercicio de suspense muy deudor del genio inglés Alfred Hitchcock y su maravillosa La ventana indiscreta (ya desde esos títulos de crédito podemos ver un homenaje a Saul Bass). Lejos de los plagios/locuras de Brian de Palma -por otra parte, maravillosos- aquí el director utiliza estos elementos hitchcockianos para ponerlos al servicio de su maravillosos movimientos de cámara y jugar con los espacios cerrados. Un trabajo interesante.



LA NOCHE DE HALLOWEEN (Halloween, John Carpenter, USA, 1978)
Seleccionada por Toi Brownstone

No deja de maravillarme la genialidad del director en esta película. La obra que catapultó a John Carpenter a la fama y que fue el origen de una de las primeras sagas míticas de terror, cuenta con uno de los villanos más emblemáticos del género: Michael Myers.
Aquel  niñito que se cargó a su hermana a cuchilladas disfrazado de payasito, logra huir del hospital psiquiátrico donde se encuentra interno, y vuelve a Haddonfield cubierto con una máscara del capitán Kirk, dispuesto a celebrar su noche de Halloween particular. Se encariña tanto de Jamie Lee Curtis, quien fue bautizada como la reina del grito, que no sólo la persigue, sino que además se carga a unos cuantos por delante.
Si hay algo que me fascina es que de los 90 minutos que dura la peli, Michael Myers no aparece de forma clara y nítida hasta el minuto 73, momento en el que emerge de las sombras tras una histérica y asustada Laurie Strode, a la que le asesta una cuchillada en el brazo a modo de saludo. Durante todo el minutaje anterior, o no sale su rostro, o se ve a lo lejos, borroso o a oscuras. Carpenter mantiene a la audiencia en vilo hasta el último momento, en el que, por fin, Myers se enfrenta a Laurie.
En cuanto a la banda sonora compuesta por el propio director, qué se puede decir? Pues Bravo como poco.



ELVIS (TV, John Carpenter, USA, 1979)
Seleccionada por Toi Brownstone

Dos años después de la muerte del Rey, Carpenter recibió el encargo de realizar un biopic sobre el artista. Comprimir en dos horas los 42 años de la tremenda vida intensa del artista fueron un dura tarea, y siempre he pensado que la finalidad era realizar un lavado de cara, tras la traición que sufrió en vida por parte de dos de sus hombres más cercanos, Red y Sonny West, a través de ese libro titulado Elvis, What Happened?, en el que se hablaba de su difícil carácter y sobre todo, de su adicción a las drogas legales.
 La cinta no es brillante a pesar del potencial del material en cuestión, pero sí que es destacable Kurt Russell, tanto por su interpretación de Elvis, más que digna, y por el comienzo de una excelente relación entre el actor y Carpenter.



LA NIEBLA (The Fog, John Carpenter, USA, 1980)
Seleccionada por Toi Brownstone

Tras el bombazo de Halloween y un par de incursiones televisivas, Carpenter volvió a la gran pantalla con un maravilloso cuento de terror que sucede en la noche del centenario de la fundación del pueblo costero de Antonio Bay. 
La amenazante y densa niebla que invade el pueblo trae consigo a los espectros de Blake y otros náufragos que murieron ahogados a bordo del Elisabeth Dane, arrasando con todos los lugareños del pueblo.
Carpenter repite la fórmula de Assault on Precinct 13, con el acoso de esas criaturas sobrenaturales que, al igual que los pandilleros, se mueven con increíble rapidez y cuya amenaza parece imposible de vencer.
Aunque el presupuesto no fue muy elevado, el director pudo contar con un buen reparto. Me encanta especialmente que madre e hija, Janet Leigh y Jamie Lee Curtis aparezcan en esta historia. Las dos participaron en dos películas de horror que hoy por hoy son legendarias.



1.997: Rescate en Nueva York (Escape from New York , USA, John Carpenter, 1981)
Seleccionada por Ivanckaroo Banzai

Legendaria película post-apocalíptica en la que Kurt Russel hace el papel de su vida dando vida a un antihéroe icónico, Serpiente Plissken. El bueno de Kurt, a cambio de su vida, debe rescatar al presidente usamericano que se encuentra atrapado en Manhattan, algo difícil ya de por sí, con el añadido de que la isla es en su totalidad una prisión anárquica. Pese a haber perdido con el tiempo su esencia ochentera es de las obligatorias.



La Cosa (The Thing, USA, John Carpenter, 1982)
Seleccionada por Ivanckaroo Banzai

Brillante remake de un film de ciencia-ficción de los años 50 en el que Carpenter explota su lado más malrollero y gore. Un grupo de científicos en la Antártida reciben la visita de un parásito marciano que se encarga de poseer y convertir en monstruos a todo bicho viviente. Tensión, acción, Kurt Russel en estado de gloria y un monumental trabajo de efectos especiales. A 30 años vista escenas como la del desfibrilador no han sido capaces de superarse en nivel de terror y animatrónica. De las obligatorias.



CHRISTINE (John Carpenter, USA, 1983)
Seleccionada por Iván Fanlo

Sencilla serie b que adapta una novela de Stephen King, en la que se consigue hacer interesante algo que a primera vista podía parecer ridículo: un filme de terror sobre un coche asesino. Aunque se intenta dar un poco de chicha a la historia, con el cambio del protagonista al adquirir el coche, no nos engañemos, lo realmente interesante son las muertes y el suspense.
No es ni la mejor novela del escritor, ni la mejor película de Carpenter, eso está claro; pero la historia del viejo Plymouth rojo persiguiendo adolescentes tontos da para pasar una buena tarde de palomitas y sofá.



Starman (John Carpenter, USA, 1984)
Seleccionada por Isaac Moreira

En 1977 el planeta Tierra envió una invitación a los seres inteligentes del universo gracias a la sonda espacial Voyager. Pues bien, Jeff Bridges recogió esa invitación de la mano de Carpenter y vino a hacernos una visita y conocernos. Con un leve tono de road movie, Bridges se encuentra con lo peor y mejor de nosotros. Aunque no es uno de sus mejores trabajos, la cinta tiene momentos entrañables y amables, como si fuera un E.T. bajo el filtro de Carpenter. Jeff Bridges sale airoso en un papel difícil que en manos de otro habría sido bastante ridículo. Esta película inspiró una serie dos años más tarde en la que podríamos ver de nuevo las andanzas de Starman por nuestro planeta, esta vez encarnado por Robert Hays.



GOLPE EN LA PEQUEÑA CHINA (Big trouble in Little China, John Carpenter, USA, 1986)
Seleccionada por Iván Fanlo

Magia negra china, aventuras,  monstruos, acción, bandas callejeras, apuestas, triadas, artes marciales, seres legendarios, humor..., eso y mucho más es Golpe en la pequeña China. Si alguien busca la palabra pulp en google o en un diccionario, sin duda lo primero que debería salir es el nombre de esta película.
Con el tiempo, esta alocada aproximación al cine de Hong Kong de los años 80, se ha ido convirtiendo en uno de los filmes más queridos del director, elevándose a película de culto. Las aventuras de Jack Burton, posiblemente uno de los mejores anti-héroes de la historia del cine, marcaron toda una generación, abriendo las puertas a la mezcla de géneros y homenajes mucho antes de que gente como los Wachowsky (Matrix), Ang Lee (Tigre y Dragón) o Zhang Yimou (Hero) hayan sido alabados por lo mismo. Obra maestra.



EL PRINCIPE DE LA TINIEBLAS (Prince of Darkness, John Carpenter, USA, 1987)
Seleccionada por Isaac Moreira

Una de las mejores películas de terror de Carpenter. Quizá, por la simpleza de la narración, sin sobresaltos ni sustos forzados ni grandes efectos especiales la historia se ve potenciada. Consigue crear un ambiente claustrofóbico y desesperanzador que crece a medida que avanza la trama, mientras el mal se va extendiendo de forma implacable sobre un grupo de científicos que estaban estudiando un artefacto inexplicable y antediluviano guardado en una iglesia. Y si, además, el príncipe de las tinieblas cuenta con Alice Cooper como aliado, puede darse por victorioso.




CONTINUARÁ...


3 comentarios:

  1. Yo no puedo con las pelis de terror, por lo tanto no he visto demasiadas (Pesadilla y Alien fueron traiciones de amigos a la hora de ir al cine), pero la ciencia-ficción de Carpenter es demis favoritas, esa escena de Alien en el comedor de la nave... insuperable, quizás porque sólo Carpenter y el actor a matar conocían la escena completa, pero la verdad es que ninguna secuela tuvo un punto tan aterrador cómo esa escena. Esperando la continuación

    ResponderEliminar
  2. ...mmmhh... me parece que te confundes. Hablas de una escena de Alien y esa no es de Carpenter. Es de Ridley Scott. Quiza sea por citar Alien en el comentario de Dark Star. Fue el Guionista el que participó en los dos films.

    Reflexión gratuita:
    A pesar de que Ridley tiene mucho, muchísimo más nombre y peso en el cine que John, Carpenter tiene muchas, muchísimas más películas buenas que Scott.
    Isac.

    ResponderEliminar
  3. Cierto, gracias por la aclaración, fallo mio, ya digo que de terror soy poco y espero paséis por alto la metedura de pata.

    ResponderEliminar