Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.


Por Juanjo Baquedano

Hay ciertas señales que nos avisan de que el cambio de año se cierne sobre nosotros: Podemos saberlo por la iluminación navideña que inunda las calles, los anuncios de lotería o juguetes aunque también se sabe por la publicación de numerosas listas con los mejores discos del año. Esta última es nuestra señal favorita, la época del año de la cosecha de frutos musicales. Por ello al finalizar nuestro primer año cronológico de existencia colaborando con este blog queremos aportar nuestro (seguramente innecesario) granito de arena.

Tengo que reconocer que como mero escuchante de música pop el repaso de dichas listas resulta una labor de lo más entretenida y he solido hacer esas listas de manera más o menos privada para compartirlas con amigos y conocidos. Confrontar tus gustos con los de los distintos medios, comprobar que no eres el único que ha disfrutado con tal álbum o tal vez descubrir cómo han ninguneado a uno de tus caprichos del año. El repaso de dichas listas también puede descubrirnos a cierto artista o grupo al que no le habíamos prestado atención y vemos encaramado en una posición de privilegio. Una labor, como digo, de lo más entretenida salvo que, oh, te veas ante la situación de dejarla plasmada por escrito para que quede expuesta al éter tecnológico. Entonces realizar una lista cobra una nueva dimensión, amigos. Sí, siento la responsabilidad correr por mis venas ahora que voy a exponer mis favoritos del año. No seáis muy crueles conmigo, ahí van.

1-LAURA MVULA- SING TO THE MOON

Sing To The Moon te transporta a otro lugar desde el arranque del disco. Una propuesta diferente a todo lo acontecido este año: Un trabajo lleno de coros, arpas, vientos y cuerdas que hacen que este disco parezca salido de algún cuento de hadas. Un disco totalmente orgánico que huye del artificio, unas canciones que combinan pasajes de ensueño sobre la ligereza de las cuerdas con otros de una quietud sobrecogedora donde Mvula pone de manifiesto su educación en el Jazz más clásico. Pero en Sing To The Moon también encontramos espacio para el baile y ahí emerge ante nosotros una pequeña Nina Simone de voz raspada. Una cantante de Jazz atípica, Mvula, que se mueve entre la música de cámara y el Soul, expresiva en su justa medida, muy en la línea de Esperanza Spalding. Un debut más que prometedor este de Laura Mvula, que ha hecho de Sing To The Moon el disco más hermoso del año.

Laura Mvula- Green Garden

2- JAMES BLAKE- OVERGROWN
    https://i1.wp.com/www.altafidelidad.org/wp-content/uploads/2013/08/James-Blake-Overgrown-608x607.jpg?resize=200%2C199

He de reconocer ante todo mi relación de amor-odio con James Blake. Mi primera impresión con sus dos trabajos publicados hasta la fecha es siempre la misma: Se me antoja un tipo pretencioso y algo maniqueo, que pierde más atención en la arquitectura de sus canciones que en ellas en sí, hurgando una y otra vez en la herida de lo emocional. Pero he de aceptar que una vez superado ese prejuicio mío, y tras varias escuchas (Overgrown no es un trabajo fácil), me rindo ante la evidencia: James Blake tiene la capacidad de desmontarte y desnudarte. Tenemos aquí una colección de canciones para sufrir/disfrutar en la madrugada, en soledad. La superposición de voces en falsete y la multitud de capas sonoras te rodean y, lejos de mecerte, te sumergen en un sueño febril y atormentado. Finalmente Blake es capaz de ir más allá de la electrónica convencional, la deforma y la estira, la deconstruye y la pervierte hasta erigirse sobre ella en una especia de cantante de Soul espectral.

James Blake- Overgrown

3-PHOSPHORESCENT- MUCHACHO
    https://i1.wp.com/www.disquecool.com/wp-content/uploads/2013/12/phosphorescent-muchacho-cover-art.jpg?resize=200%2C200

Con Muchacho, los georgianos Phosphorescent han dado un paso adelante. Estamos ante un disco que es como la lluvia fina, antes de darte cuenta estás calado hasta los huesos, y nuestra única posibilidad será la de darle de nuevo al play para volver a sentir las mismas emociones porque Muchacho es un disco que fluye con una extrema facilidad. El disco comienza (y termina) con, permitidme la comparación, una Albada Labordetiana en toda regla, haciendo de Muchacho casi un viaje circular con retorno al mismo punto. Matthew Houck se muestra como un compositor de melodías lánguidas y hermosas, enigmáticas y sentidas. Todo el álbum transpira un aire crepuscular, de profunda y sincera verdad.

Phosphorescent- Song for Zula

4- LAURA MARLING- ONCE I WAS AN EAGLE
    https://i1.wp.com/thewoundedjukebox.com/wp-content/uploads/2013/05/laura-marling-once-i-was-an-eagle-1024x1024.jpg?resize=200%2C200

La joven británica ha hecho uno de esos discos que invita a los espacios cerrados, al amor de una lumbre. Una producción cruda y mínima en el que escasean los instrumentos eléctricos. Es en esa austeridad donde emerge la sugerente voz de Laura. Acentos de cuerdas perfuman el disco y ese rasgueo de guitarra suyo que nos recuerda vagamente al de Nick Drake. Un disco intimista, delicado, maduro…

5- ARCADE FIRE- REFLEKTOR
    https://i2.wp.com/2r62j11x4zsy3ytak02nzvbk24y.wpengine.netdna-cdn.com/wp-content/uploads/2013/11/arcade-fire-reflektor-cover-500x5001.jpg?resize=200%2C200

Las dos Españas. Por ahí deben andar peleándose aún los que están a favor y los que no del cambio en los parámetros sonoros de los canadienses. Podemos intuir que tras The Suburbs  Butler y los suyos se encontraban ante el espejo, al pie del abismo, preguntándose hacia dónde querían tirar ahora, si bien seguir haciendo camino por esa vereda ya trillada del rock épico donde un montón de bandas les reclamaban como estandartes y guías, o bien (como unos U2 tras publicar Rattle And Hum) reinventarse dando un  paso a un lado. Si estamos ante un cambio de rumbo o un paso en falso lo sabremos en sus próximos trabajos, pero mientras tanto sacaremos jugo a un disco imperfecto pero con un puñado de canciones altamente disfrutables.

6- JOHN GRANT- PALE GREEN GHOSTS
    https://i1.wp.com/cdn.pastemagazine.com/www/articles/2013/05/10/john-grant-pale-green-ghosts.jpg?resize=200%2C200

Si bien el perfil electrónico de ciertas canciones este Pale Green Ghosts no ha contentado a todos los que cayeron rendidos ante su Queen Of Denmark estamos ante un nuevo disco arrebatador de Grant. Un disco, como dicen los cursis, de piel. Melódico y dramático, crudo y sincero, lírico y emocionante.

John Grant- GMF

7- KANYE WEST- YEEZUS
   

En Yeezus tenemos al ogro, al artista megalómano, al despiadado asaltador de sonidos, a ese atrevido jugador de baloncesto de muñeca caliente, al amigo de Justin Vernon, al artista que ya no debe explicaciones a nadie y se atreve con todos los géneros. West ha dado la vuelta completa al planeta del rap y del mainstream y ha vuelto con un disco incontestable.

8-THUNDERCAT- APOCALYPSE
   

El bajista Stephen Bruner bajo su alias Thundercat ha realizado un trabajo para mayor gloria de su instrumento. Pero no se pierde en virtuosismos academicistas o filigranas onanistas, nos ofrece un repertorio que va desde el RnB más elegante al Funk más bailable, del Jazz cósmico de raices 70s al Hip-Hop o la electrónica más intimistas.

Thundercat- Lotus and the Jondy

9- YO LA TENGO- FADE
   

Pocos discos ha habido más placenteros este año que este que han hecho los de New Jersey. Vuelven a dar en la diana con Fade: los mismos sonidos circulares, hipnóticos, ese dulce estado de duermevela desde el primer acorde. Delicada producción de John McEntire (Tortoise). No han traído aquí nada nuevo que no hicieran antes en su larga carrera, pero por su bella factura, su fragilidad y luminosidad merece estar aquí, entre los discos del año.

10- FOXYGEN- WE ARE THE 21TH CENTURY AMBASSADORS OF PEACE AND MAGIC
    

Un auténtico OOPART en pleno siglo XXI. Un disco lleno de reminiscencias a un pasado glorioso magistralmente reproducido aquí. Con todo lo bueno y todo lo malo que tiene esto: No suena a un disco de fines de los 60, es un disco de fines de los 60. Las referencias sonoras pueden ser, son de hecho, demasiado evidentes: Stones, Kinks, Bolan, pero qué carajo, las ejecutan a las mil maravillas.

Foxygen- San Francisco

11- FOALS- HOLY FIRE
    

Holy Fire lo tiene todo: Guitarras poderosas cargadas de épica, muros de sonido y pepinazos de pop infeccioso, incluso preciosista. Cada pista difiere de la otra haciendo de esta escucha algo realmente estimulante donde los de Oxford ponen de manifiesto lo versátil y efervescente de su propuesta.

12- JANELLE MONAE- THE ELECTRIC LADY
    

The Electric Lady es otra master class de Soul y Funk de nuestros tiempos. Funk clásico pero sin caer en revivalismos, honrando y manteniendo la llama de grandes de los 70 y los 80. Quizás no tan abierto a estilos como el Hip Hop o el RnB como en su disco de debut  ArchAndroid (estilos que tan solo se intuyen aquí) pero igual de rico, sugerente y meritorio. Ojalá todas las divas del Soul fueran como ella.

Janelle Monae- Q.U.E.E.N.

13- NICK CAVE AND THE BAD SEEDS- PUSH THE SKY AWAY
    

Las malas semillas de Nick Cave siguen dando buenos frutos, con Warren Ellis erigido en mariscal de campo. Quizás Cave se reserva para Grinderman su lado más salvaje ya que en Push The Sky Away le encontramos contenido, aunque no por ello acomodado. Sigue habiendo emoción a pesar de que en ciertos momentos echemos de menos la furia atronadora de antaño.

14- KIRIN J. CALLINAN- EMBRACISM
    

Estamos ante uno de los chicos raros del año, que bebe tanto del Nick Cave de Birthday Party como de Nine Inch Nails, de Bowie o de John Foxx. Sonidos industriales y rock épico. Terciopelo y dramatismo en un disco de debut ambicioso.

Kirin J Callinan- Victoria M

15- DEERHUNTER- MONOMANIA
    

En 2013 hemos tenido a unos Deerhunter más accesibles que en el pasado, pero que han sabido mantener en esencia sus guitarras punzantes y sus ritmos contagiosos, sus melodías jugosas y afiladas con un tratamiento pretendidamente lo-fi herederos del Rock más artie.

Deerhunter- Back to the middle

16- KURT VILE- WAKIN’ ON A PRETTY DAZE
    

Disco teñido de ocres, combina fogonazos de luz en la cara con la arena del desierto que se te incrusta en los poros. Riffs de guitarra certeros y melodías acústicas a partes iguales. Un disco de Rock americano atemporal.

17- DUCKTAILS- THE FLOWER LANE
    

Matthew Mondanile recoge en The Flower Lane parte del sonido indie que practica en su otro proyecto, Real Estate, y lo difumina aquí con ecos de Prefab Sprout o Steely Dan ampliando su abanico sonoro. Pop de amplio espectro, lánguido e imperfecto por momentos, elegante y acrílico en otros.

18- DISCLOSURE- SETTLE
    
Los hermanos Lawrence han esculpido un monumento sonoro al baile. Settle es un disco de sonido electrónico puramente británico, lleno de ritmos crudos y secos, hipnóticos. Así debería ser la música comercial.

19- AUTRE NE VEUT- ANXIETY
    

El neoyorkino Arthur Ashlin coquetea con el Soul, el RnB y el Pop electrónico de aire 80s. Anxiety puede invitarnos a bailar, pero también a la escucha recogida. Estamos ante un disco con muchas capas que precisan de varias escuchas para extraerles todo su jugo.

Autre Ne Veut- Ego free sex free

20- CAITLIN ROSE-  THE STAND-IN
    

La chica de Nashville, que mantiene un pie en el Country más tradicional y otro en lo que se llama por algunos Alt Country, ha reunido en este su segundo trabajo una colección de canciones deliciosas. Arregladas con un sabor añejo. Da gusto ver que hay quien se sigue fijando en gente como Patsy Cline o Linda Ronstadt.