Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Nunca es bueno repetirse. Si el año pasado desde Cine y Otras Drogas realizamos una lista con películas puramente navideñas este nos lanzamos con el cine familiar, esas películas perfectas para reunir a todos los miembros de la familia y entretener un rato a los inquietos chavales.

Si bien el que ha tenido la oportunidad de hacer está introducción prefiere la etiqueta de cine infantil antes que la de familiar. Cada persona considerará este tipo de cine aquel que haya visto en familia, y cada familia es un mundo: unos habrán visto Qué bello es vivir, otros Espartaco, Drácula o incluso El día de la Bestia. Nunca se sabe en qué familia vamos a educarnos. Sin más, les dejamos con está lista llena de películas para sentarse con los más pequeños de la familia y disfrutar; ellos y vosotros incluso más.

Álvaro Tejero

PELÍCULAS FAMILIARES

LA CARRERA DEL SIGLO (The great race, Blake Edwards, USA, 1965)
Seleccionada por Isaac Moreira

Genial película de carreras de coches ambientada a principios del siglo XX que bien pudo inspirar la genial serie Los autos locos de Hanna y Barbera. Con Jack Lemmon en el papel de Pierre Nodoyuna (con ese bigote son clavados) y Tony Curtis, como el galán/héroe perfecto al que le brillan los dientes cuando sonríe (literalmente), viajaremos de Nueva York a París, pasando por el Polo Norte en una frenética carrera llena de planes maquiavélicos y coches trucados (cortesía del Profesor Fate/Lemmon). Blake Edwards, una vez más acompañado por su fiel Henry Mancini, nos regala una película de aventuras para todas las edades y humor hilarante que se mantiene en forma como el día de su estreno.

LA BRUJA NOVATA (Bedknobs & Broomsticks, Robert Stevenson, USA, 1971)
Seleccionada por Iván Fanlo

La bruja novata siempre ha sido mi película Disney de acción real preferida, junto con Los robinsones de los mares del Sur; durante toda mi niñez fue un suplicio escuchar a mis amigos cantar la ridícula Supercalifragilísticoexpialidoso y que casi nadie supiera de que película eran las palabras mágicas Treguna mekoides trecorum satis dee. Todo un despropósito -no soy nada fan de la niñera cantarina-.
Pero os preguntaréis, ¿Hay mucha diferencia entre La bruja novata y Mary Poppins? ¿No comparten ambas el mismo director? ¿No son tontos musicales infantiles con escenas en las que se entremezcla la animación con actores reales? ¡Claro que hay diferencia! La bruja novata algo así como un pulp infantil, en la que hay niños luchando contra nazis, hechiceras por correo que no saben volar en escoba, vemos Londres destruido por la guerra, mercadillos misteriosos, hay magia, camas voladoras, una banda de peces que toca bajo el mar o una partido de futbol entre animales vegetarianos vs animales carnívoros. Una peli así nunca puede ser mala. ¡Viva la locomoción sustitutiva!

LA ISLA DEL TESORO (Treasure island, John Hough, Andrea Bianchi, Reino Unido, 1972)
Seleccionada por Paco Latorre

Desconozco cuantas versiones cinematográficas hay de la novela de Robert Louis Stevenson, pero en mi memoria siempre asoma la cabeza esta rareza que si bien hace justicia lúdica  peca de descuidada según qué intenciones. Porque esta La isla del tesoro, estando la camarilla spaguettiwestern-terrorífica de la época por medio (desde Aldo Sambrell hasta Andrea Bianchi y Antonio Margueritti en labores de dirección) resulta demasiadas veces cutre, y uno tiene en tan alta estima la novela que siempre ha anhelado una adaptación a lo grande. Pero haciendo de los pecados virtud, La isla del tesoro es tan entrañable como ese Long John Silver encarnado (nunca mejor dicho) por Orson Welles, en una de sus zambullidas en la serie b europea; dejando de lado la pretensión de viaje iniciático para centrarse en la traca y la fiesta casi exploit, algo lógico estando los italianos por medio. Vista hace poco, hay que reconocer que conserva la magia de antaño si hacemos un pequeño esfuerzo por anestesiar a nuestra vena seria, o si simplemente queremos tener un par de horas en comunión consciente con el vomitivo espíritu familiar forzado (luego durante el resto del año ya vienen las cuchilladas por herencias míseras, cotilleos verbeneros y bajezas varias) por tan entrañables fechas. De tal modo, si uno  quiere jugar a las navidades felices, La isla del tesoro es buen material, aunque coherentemente uno arda en deseos de ver Silent night, deadly night.

ATERRIZA COMO PUEDAS (Airplane!, Jim Abrahams, David & Jerry Zucker, USA, 1980)
Seleccionada por Toi Brownstone

Qué maravillosos fueron los años 80 con toda esta colección de comedias absurdas del tipo Top Secret, La Loca Historia de las Galaxias, Un Pez Llamado Wanda, Los Cazafantasmas…pero fue Aterriza como Puedas, con permiso de El Jovencito Frankenstein, la pionera de todo este género.
Una parodia descarada Aeropuerto 1975, se ríe de todo el cine catastrofista tan de moda en los años 70. Durante el vuelo con más pasajeros freaks de la historia, todos los miembros de la tripulación de cabina dejan de estar operativos por contraer anisakis, recayendo toda la responsabilidad de aterrizar el avión en Elaine, una peculiar azafata. Un argumento sencillo y en el que podría sustentarse todo un dramón lacrimógeno, pero que debido a una sucesión de momentos absurdos termina siendo la descojonación.
Y para rematar encima resulta que el gran Kareem Abdul- Jabbar es copiloto. Grandiosa!

LAS AVENTURAS DEL BARÓN MÜNCHAUSEN (The adventures of baron Münchausen, Terry Gilliam, Reino Unido, 1988)
Seleccionada por Isaac Moreira

A nivel cinéfilo, el barón Münchausen se adapta al estilo de Terry Gilliam como un guante. Sin duda, el barón retuerce tanto la realidad cuando cuenta sus historias como el exMonty Python cuando rueda. Los efectos especiales y los decorados son muy teatrales lo que juega a favor de la película, recordando un poco a Méliès. Si la imaginación de Münchausen era descomunal, Gilliam no se iba a quedar atrás y nos muestra todo tipo de personajes extravagantes y escenarios posibles. Con esta película Gilliam se ganó gran parte de su conocida mala fama entre las productoras de la industria del cine, pero mereció la pena.

¿QUIÉN ENGAÑÓ A ROGERT RABBIT? (Who framed Roger Rabbit,USA, Robert Zemeckis, 1988)
Seleccionada por Ivanckaroo Bnzai

Excelente y extraña propuesta de Disney basada en la novela negra ”Quién censuró a Roger Rabbit?”. Bob Hoskins es un detective privado alcohólico en el Los Ángeles de los años 30 que acepta a regañadientes investigar el asesinato del creador de Dibullywood, un mundo físicamente real de dibujos animados. Para ello contará con la patosa ayuda de uno de sus habitantes, un conejo inmortal que habla. 25 años después de su estreno no ha perdido absolutamente nada, lo cual es toda una lección para las mil y un películas de animación actuales que lucen tecnología entre bostezos del público. Si se preguntan porqué nunca se materializaron los rumores de una secuela les doy una pista: ya fue muy controvertida en su día por temas de violencia y sexo, imagínanse ahora en la era de lo “políticamente correcto” y las asociaciones de indignados por [rellene el espacio en blanco].Una pena.

SOLO EN CASA (Home Alone, Chris Columbus, USA, 1990)
Seleccionada por Toi Brownstone

Estoy segura que todos nosotros de peques soñábamos con convertirnos en los dueños de nuestras casas sin padres ni hermanos que nos estuvieran incordiando y mandando todo el rato. Y resulta que los padres de por aquel entonces adorable  Macaulay Culkin con todo el jaleo del viaje familiar a Francia se olvidan de su retoño. Menos mal que son unos padres completamente normales!  Lo que ni él ni nosotros nos habíamos planteado es que una vez te quedas tranquilo, tienes que alimentarte, lavarte, vestirte, organizarte y…hacer frente a un par de ladrones, Harry y Marv y defender tu hogar. Vamos, lo típico en estas circunstancias.
Qué grande Joe Pesci! En el mismo año pasó de ser el mafioso visceral e impulsivo Tommy DeVito en la magistral Goodfellas, a convertirse en un delincuente de poca monta que termina siendo humillado y puteado por un mocoso listillo.
Solo en Casa es como una versión infantil de Risky Business, cambiando prostitutas por ladrones, y a Tom Cruise por un niño rubito y orejudo. Ni tan mal, hoyga!

HOOK (USA, Steven Spielberg,1991)
Seleccionada por Ivanckaroo Banzai

Empalagosa y repelente revisión del clásico cuento de J.M Barrie en la que un Peter Pan adulto que ha olvidado su pasado tiene que volver al País de Nunca Jamás para rescatar a sus hijos del rencoroso Capitán Garfio. Todos sabemos del gusto de Spielberg por la familia tradicional y los valores morales judeo-cristianos, pero aquí se pasó tres pueblos dirigiendo una de sus peores películas. Perfecta para pegar a la pantalla a los niños en navidades, aunque se rasquen la patilla preguntándose qué enfermedad mental tienen los críos usamericanos, que en vez de disfrutar de un mundo mágico sin padres plomazos (sueño húmedo de todo crío) se empeñan en estar amargados.

BABE, EL CERDITO VALIENTE  (Babe, Chris Noonan, Australia, 1995)
Seleccionada por Iván Fanlo

Sin duda no fue una casualidad el éxito de este gran film australiano, que se metió en el bolsillo a crítica y público allá por el año 1995, llegando a ganar un buen montón de premios e incluso a estar nominada a mejor película (premio que debería haber ganado y no la sobrevalorada Braveheart). De una delicadeza visual y argumental increible, Babe, el cerdito valiente supone un canto a la libertad, a cuestionar el supuesto rol que debemos tener en esta vida. Por si fuera poco, George Miller (Mad Max, En los límites de la realidad) es quien está destrás de este proyecto(guión, producción…) y quien se encargó de dirigir una inferior, pero muy disfrutable, segunda parte con el cerdito y toda su troupe en la ciudad.

VOLANDO LIBRE (Fly Away Home, Carroll Ballard, USA, 1996)
Seleccionada por Álvaro Tejero

Uno de los varios cineastas que nacieron bajo el amparo de la plenitud de Coppola (fueron compañeros de clase), Ballard es el director que mejor ha fundido la naturaleza con el cine. Desde El corcel negro a Duma, casi siempre protagonizadas por niños, los únicos capaces de entender aun el reino animal.
Aquí, una niña (Anna Paquin) superará la muerte de su madre ocupando el mismo lugar para unos gansos huérfanos y acompañándolos en un increíble viaje migratorio por el aire. Aventuras con unos paisajes extraordinarios y la voz de Mary Chapin Carpenter de fondo.

LA LLAVE MÁGICA (The Indian in the Cupboard, Franz Oz, USA, 1995)
Seleccionada por Álvaro Tejero

Melissa Matheson, guionista de E.T., ofrece otro emocionante viaje iniciático llevando a la pantalla uno de los sueños que todo niño ha tenido jugando con sus muñecos (ahora que se han dejado de lado por las videoconsolas y demás parecerá una cinta anacrónica).
A través de una llave mágica las figuras cobran vida y ante nuestros ojos lucharán Darth Vader, Robocop, dinosaurios, indios o caballeros medievales. El protagonista aprenderá el valor de la vida y el peligro de jugar a ser Dios. El cine infantil reciente se centra en la moralina y olvida la aventura. Aquí es al contrario.

ESCUELA DE ROCK (School of rock, Richard Linklater, USA, 2003)
Seleccionada por Paco Latorre

Como soy una de esas personas a las que el (punk) rock salvó la vida (bueno, no exageremos…o sí),cualquier película de índole rockera me parece interesante a priori. En su momento, School of rock todavía me llamó más la atención siendo su responsable Richard Linklater (director de Waking life o la trilogía de Ethan Hwake y Julie Delpy hablando) y su actor principal el a veces cargante, a veces genial, pero siempre divertido Jack Black.
Si Linklater es un rockero es algo  que se me escapa pese a su pinta de grunge de Zara, pero a Jack Black se le presumen tablas merced a Tenacious D (insoportables para mi gusto) y a ese monumental arranque de Let´s gettin on al final de Alta fidelidad. Siendo obligatorio verla en V.O.  para no sufrir el doblaje de Dani Martín -líder de la banda del bate-,el talento musical y cómico de Jack Black es la película y él lo sabe; teniendo como músico que es un cariño respetuoso al material que está tratando. El argumento es de tiralíneas: rockero frustrado trabaja como profesor de música sustituto en una escuela, descubre el rock a sus pequeños alumnos y a partir de ahí imaginarse el resto es fácil. Si atendemos a la sinonimia entre peli con niños y cine familiar, School of rock es cine familiar canela fina; simpaticote para padres y hasta emotivo para según que paladares. Y es que, seamos sinceros ¿cuántos no habríamos querido tener un profesor como Jack Black? ¿no es la esencia de una peli el soñarla de un modo u otro? Ideal para verla en Navidad, verano, Fallas, Pascua judía o día de la marmota. For those about to rock, we salute you!