domingo, 2 de febrero de 2014

Dossier: Lovecraft en el Cine



Howard Phillips Lovecraft, americano, escritor, pro-británico, racista, feo... Uno de los mayores exponentes del terror de principios de siglo e influencia en todas las vertientes frikis que uno pueda imaginar; desde la música melenuda hasta los dados de veinte caras pasando por videojuegos, peluches de Chtulhu y por supuesto películas.

De Lovecraft sabemos que la Biblia le parecía un soberano tostón y le parecía más interesante crearse un lore o cosmogonía a la carta. En ella, razas extraterrestres y deidades bastante vagas e idiotas se dedicaban a tocar las narices a la humanidad a través de cultos, posesiones y demás planes maquiavélicos que, en el fondo, siempre acababan fracasando estrepitosamente sin que los protagonistas humanos tuvieran que hacer nada. Seamos sinceros; en ningún relato de Lovecraft Cthulhu destruye el mundo, ni Azathoth deja de babear catatónico en los confines del Universo, ni Shub-Niggurath gana el Balón de Oro. A pesar de todo y pese a que el grueso de sus relatos consiste en páginas y páginas divagando sobre lo indescreptiblemente indescriptible que es tal ser cósmico (pero indescriptibilísimo; tanto que de intentar describirlo habría que redefinir el significado de describir y además, perdiendo todos los puntos de cordura) algunos dan en la diana y además con claridad como Las ratas en las paredes, La sombra sobre InnsmouthEl horror de Dunwich.

Al ser un escritor que podríamos catalogar de Serie B, ese ha sido mayormente su vagar en las adaptaciones cinematográficas que cada ciertos años aparecen. El gran salto con la versión Hollywood de En las montañas de la locura estuvo dando tumbos de proyecto en proyecto hasta que a día de hoy parece cancelado.

Un siglo después de la publicación de sus obras es sin duda un referente de la cultura popular universal y bien se merece este dossier. ¡Te queremos tito Lofcraf!

Ivanckaroo Banzai



Os dejamos con una selección de las  adaptaciones, más o menos fieles, que se han hecho de la obra del autor de Providence.


THE HAUNTED PALACE (Roger Corman, Usa, 1963)
Seleccionada por Iván Fanlo

Se suele creer que esta película de Roger Corman es algo así como un mashup entre Poe y Lovecraft. Ni mucho menos. Bajo una treta comercial, impuesta seguramente por la American International Pictures visto el gran éxito de los films sobre Poe, se retituló con un poema del mismo (y se incluyeron un par de estrofas del poema) esta adpatación de El caso de Charles Dexter Ward, uno de los mejores y más largos trabajos de Howard Phillips; y lo cierto es que el film es uno de los mejor llevados a pantalla. Los que sean fans, con muy buen criterio, de la trinidad que formaron Corman/Price/Poe y sus films sesenteros, disfrutarán como enanos; y los que no hayan visto nada, dejad de leer esta reseña y ya os estáis viendo todo.



El MONSTRUO DEL TERROR (Die, monster, die!, Daniel Haller, Reino Unido, 1965)
Seleccionada por Isaac Moreira

Hace muchos años que la desgracia cayó, literalmente, desde el cielo en los terrenos de la mansión Witley, en Arkham. Ahora la señora Witley ha llamado al señor Reinhart, un amigo su hija, para que la saque de allí y la libre de la maldición. Pero Nahun Witley no lo permitirá mientras siga cegado por la grandiosidad de sus horribles experimentos. El film tiene un ambiente entre la Hammer y La caída de la casa Usher, de Corman y a Boris Karloff como protagonista, lo que siempre es un aliciente para el seguidor del cine de terror. La película es una adaptación un tanto libre de The colour out of space (escribo el título original porque haber diferentes versiones de su traducción) aderezado con un poco de El caso de Charles Dexter Ward para darle un poco de transfondo. Cae en muchos clichés de la época, lo que la aleja de los relatos en los que se basa, pero tiene su encanto .



EL HORROR DE DUNWICH (The Dunwich Horror, Daniel Haller, USA, 1970)
Seleccionada por Ivanckaroo Banzai

Curtis Hanson, responsable de, entre otras, 8 Millas, Jóvenes Prodigiosos y L.A. Confidential debutó, de la mano de Roger Corman, en el mundo del cine como co-guionista de esta adaptacion bastante libre del malrollero relato del mismo nombre. Wilbur Whateley es un paleto local que intenta escamotear el famoso Necronomicón de la ficticia Universidad de Miskatonic para hacer un ritual que provoque la llega de Los Antiguos; luego resulta que el tal Wilbur es hijo de la entidad cósmica Yog-Sogoth y tiene un hermano gemelo monstruoso escondido en el granero y bla, bla bla... Véase como mera curiosidad.



RE-ANIMATOR (Stuart Gordon, USA, 1985)
Seleccionada por Toi Brownstone

La obsesión del hombre por desafiar a la muerte ha sido fuente de inspiración para muchos escritores, entre ellos, por supuesto, Lovecraft. Re-Animator es una particular reinterpretación que se ha convertido en un clásico de serie B y que los amantes del terror y el cine de ciencia ficción adoramos por muchos motivos.
Herbert West, el discípulo del Dr. Gruber,  es un freak de tomo y lomo, un impertinente, con bastante mala leche que se pasa cualquier ética y moral por el forro de los huevos con tal de poder poner a prueba su fórmula. Además le come la cabeza a su compañero de piso, el prometedor estudiante Dan Cain, para que se convierta en su cómplice. A medida que los experimentos van dando frutos, los científicos se meten en disparatadas situaciones,  completamente hilarantes, puesto que, claro, luchando contra natura nada bueno puede pasar.
Re-Animator cuenta con una buena mezcla de ingredientes para convertirla en un clásico de culto: personajes carismáticos, poco presupuesto, sangre y babas, el líquido fosforito, el tema principal de la banda sonora que además plagia a la melodía de Psicosis, alguna teta, y muchas risas. Necesaria.



RE-SONATOR (From beyond, Stuart Gordon, USA, 1986)
Seleccionada por Isaac Moreira

El principal problema de las adaptaciones de los relatos de Lovecraft es el empeño en añadir nuevos elementos en la historia, apartándose así del ambiente. En este caso los nuevos aportes son bastante interesantes y se adentra hacia el aspecto pseudocientífico del escrito original: dos científicos crean una máquina que estimula la glándula pineal y permite explorar otras dimensiones, pero con espantosos efectos secundarios. La máquina los sumerge en una horrible espiral de locura, mutaciones físicas y mentales y contacto con criaturas de otros mundos. El film se mueve muy habilidosamente entre la ciencia ficción, el terror y la serie b con pequeñas dosis de gore y erotismo. Se podría describir a grandes rasgos como un engendro bastardo entre Lovecraft y el Cronenberg de finales de los setenta, principios de los ochenta..



GRANJA MALDITA (The curse, David Keith, USA, 1987)
Seleccionada por Iván Fanlo

Granja maldita es una de esas joyitas de serie b ochentera que todo buen videoclub tenía en sus estanterías de la sección de terror, y que también pudimos disfrutar en Noche de lobos, en las madrugadas de Antena 3.
El film de David Keith, con Lucio Fulci en tareas de producción, coje lo que quiere -más bien poco- de El color que cayó del cielo y lo adapta a los tiempos modernos: la historia de un joven -ni más ni menos que un Will Wheaton post Cuenta conmigo- que debe luchar contra su familia, convertida en monstruos por culpa de unas aguas infectadas por la caída de un meteorito. Baba de colores, pus y gusanos a tutiplén, para un producto sin pretensiones y medianamente divertido.
Curiosamente, tiene una segunda parte superior, The curse 2: The bite, pero que ya nada tiene que ver con nuestro querido Lovecraft.



EL INNOMBRABLE (The unnamable, Jean-Paul Ouellete, USA, 1988)
Seleccionada por Iván Fanlo

Aunque Jean-Paul Ouellete se esmera por empezar esta digna serie b siendo muy fiel al cuento original, pronto todo gira hacia el típco body-count con monstruo de por medio y algún que otro estudiante idiota de la universidad de Miskatonic dispuesto a morir (¡Bieeeen!). Aún así, El innombrable sigue siendo uno de mis Lovecraft-pelis favoritas, sobre todo por sus faltas de pretensiones y su ochenterismo, por su considerable fidelidad al autor, sus pizcas de gore y  por el diseño del susodicho monstruo.



LA NOVIA DE REANIMATOR (Bride of Re-Animator, Brian Yuzna, USA, 1990)
Seleccionada por Paco Latorre

Guiso típico de Brian Yuzna, La novia de Reanimator es un empacho de sal gruesa incapaz de repetir la frescura y gracejo de su predecesora apostando por un Lego zombi sinvergüenza y a veces vergonzoso. Viniendo de Yuzna, auténtico héroe del cine de pack de seis y ganchitos, uno sabe a que atenerse: nulo ritmo, casquería, alguna teta furtiva y babas sin más historia coherente que una continuación estricta que pretende disfrazar lo que en el fondo es un remake por carencia de imaginación. De nuevo Jeffrey Combs y el reparto de la primera parte en una mala fotocopia del original que tiene su pase como material de cerveceo y más viendo el percal de la recién estrenada década de los noventa en materia de fantástico y, sobre todo, de serie b. Aún así es El acorazado Potemkin comparada con la siguiente secuela, rodada en la extinta cárcel situada en el barrio de un humilde servidor, lugar que ninguno de sus responsables debió abandonar tras el rodaje  de semejante engendro.



HECHIZO LETAL (Cast a deadly spell, Martin Campbell, USA, 1991)
Seleccionada por Iván Fanlo

Curiosa tv movie, producida por la HBO a principios de los 90, que no se basa en ningún texto lovecraftiano, sino que recicla su universo como le viene en gana para crear una amalgama de géneros. Esta vez nos encontramos con un relato de cine negro mezclado con horror, monstruitos, brujería y algunas dosis de humor. La historia tiene lugar en un particular Hollywood de lo años 40 en el que todo el mundo, -si...todo el mundo-, practica la magia. Fred Ward interpreta al propio Lovecraft, convertido en detective privado, que es contratado por el personaje de David Warner para encontrar un libro perdido, el Necronomicón (¡sorpresa!). La cinta la dirige Martin Campbell, conocido por las revisiones de El Zorro protagonizadas por Antonio Banderas o la genial Casino Royale y el reparto cuenta con alguna sorpresa, como las actuaciones de una jovencísima Julianne Moore o de Clancy Brown. La historia se presta a referencias y guiños, con mayor o menor acierto, de la obra de nuestro querido autor e incluso de algún otro escritor (un personaje se llama Bradbury).



LA MANSIÓN DE CHTULHU (Juan Piquer Simón, España, 1992)
Seleccionada por Paco Latorre

No busquemos en la película de Juan Piquer Simón más referencia a Lovecraft que el título y el transcurrir en la mansión de una mezcla de mago y escritor. A partir de ahí, nada del genio de Providence y mucho del genio de Valencia en una película tan curiosa y fuera de época como aburrida, porque La mansión de Chtulhu es anacrónica en parto y aspecto, vista su producción fechada en 1.991. FX artesanales (¡látex!), pretensión de querer hacer algo medianamente adulto (repito: pretensión) y dirección clásica en los últimos estertores de una manera de hacer cine de terror antes de que llegase -para bien y para mal- Scream y reventase la imagen del género hasta que el nuevo siglo tirase por otros derroteros. Película de culto porque no la ha visto ni carracuca, aquí el escribiente tuvo en sus manos una copia en VHS sacada de la liquidación de un videoclub, pero la cedió a uno de sus mejores amigos (fan irredento del cine fantástico facturado en España) en uno de esos detalles que no se sabe si catalogar como bendición o maldición. Con todo, tiene su encanto.



H. P. LOVECRAFT'S NECRONOMICÓN (Christophe Gans, Shusuke Kaneko, Brian Yuzna, Francia, 1993)
Seleccionada por Iván Fanlo

Fallido, aunque a ratos curioso, film de episodios en el que el propio Lovecraft, interpretado por un irreconocible Jeffrey Combs (Re-Animator), nos va presentando las historias desde una biblioteca donde se encuentra, bajo la seguridad de unos monjes, El libro de los muertos. Cada una de las adaptaciones está dirigida por un director diferente y van desde el intento de fidelidad al autor por parte de Christophe Gans, al aire misterioso y asiático de Shusuke Kaneko hasta llegar a la locura y al sinsentido del corte de Brian Yuzna, quien también dirige el arco que une los tres segmentos. Al menos, no es de las cintas más sangrantes y el aficionado al terror disfrutará de más de un momento gore y de poder ver en pantalla alguna cara conocida, como Richard Lynch, Bruce Payne o David Warner.



DAGON LA SECTA DEL MAR (Dagon, Stuart Gordon, España, 2001)
Seleccionada por Toi Brownstone

Cuando en los créditos iniciales de una película la lista de entidades que la subvencionan es interminable ya te puedes preparar, porque eso no pinta nada bien.
Había leído hace años el relato de Dagon y me había gustado, sin embargo recordaba la película como una castaña, aunque con la ayuda de con unas cervezas y unos porros se hizo bastante llevadera, y ver al pobre Paco Rabal diciendo “Ezequiel, me, loco” se me antojó enternecedor y hasta divertido.
La triste de realidad es que, años después y sin sustancias estimulantes, los 94 minutos de Dagon son terroríficos, pero de malos. Los diálogos y las actuaciones son lamentables, los efectos cutres salchicheros y sin gracia, y la tensión es mínima. Ni las tetas de Raquel Meroño, pésima actriz, por cierto, ni la presencia Rabal, ya en las últimas, salvan a Dagon del desastre, y es una lástima, porque la historia original era jugosa. Estoy segura de que Lovecraft se está retorciendo todavía en su tumba.



LA LLAMADA DEL CTHULHU (The Call of Cthulhu, Andrew Leman, USA, 2005)
Seleccionada por Ivanckaroo Banzai

Excelente mediometraje hecho por fans que tuvo gran acogida en los distintos festivales indies a los que se presentó. Con apenas 45 minutos de duración, rodada en blanco y negro y siendo además una película muda uno se podría esperar una gafapastada de 5/5 en el índice de bostezos, pero no. Nos encontramos ante una obrita que pasa volando, casi fiel al 100% al relato original, intensa, muy lograda para un presupuesto ridículo y entretenida. Una de las mejores, si no la mejor, versión de algo de Lovecraft que se haya realizado.



LOVECRAFT: FEAR OF THE UNKNOWN (Frank H. Woodward, USA, 2008)
Seleccionada por Isaac Moreira

Documental que repasa la vida y obra de Howard Phillips Lovecraft: la problemática niñez, sus escasas dotes sociales, sus tendencias racistas y xenófobas. Como reinventó, poco a poco, el género y creó el llamado terror cósmico, creando una mitología totalmente nueva, que ha terminado por calar hondo en la cultura popular. El documental cuenta con diversas apariciones de cineastas y escritores como John Carpenter, Guillermo del Toro, Neil Gaiman o Stuart Gordon que muestran su admiración por Lovecraft, aunque se echa de menos que nos hablasen un poco más de cómo ha influido en su trabajo. Un documental interesante, pero casi exclusivamente para los fans, ya que es una narración cronológica lineal sin mas.



LA HERENCIA VALDEMAR partes I y II (José Luis Alemán, España, 2009-2010)
Seleccionada por Isaac Moreira

En este film inspirado en Lovecraft (ya que no es ninguna adaptación de sus relatos), los cultos a Cthulhu están preparando su regreso y tendrá lugar en los terrenos de la mansión Valdemar. Lugar maldito desde la terrible tragedia acontecida tras fallidos rituales mágicos.
Para empezar hay que remarcar el amor al genero de terror y a Lovecraft y valentía de Alemán por hacer una… perdón, dos (que forman una sola historia) películas desde la más profunda ignorancia. Y con esto me refiero a la dirección, el guión, el montaje... Es incomprensible como teniendo actores de la talla de Óscar Jaenada o Eusebio Poncela lo hagan casi todos tan mal y resulte todo artificial y poco creíble. Seguramente será por la inexperiencia de Alemán como director de actores. La película cuenta con demasiados personajes y subtramas. Esto le hace un flaco favor porque la trama se difumina por completo. Por otro lado en el apartado técnico la película no esta mal. Los escenarios, vestuarios, efectos especiales están logrados (aunque la representación de Cthulhu del final es decepcionante).
Aún con todos sus defectos hay que decir que no es peor que el 80% de las adaptaciones que se han hecho de Lovecraft



No hay comentarios:

Publicar un comentario