lunes, 10 de marzo de 2014

Hablando de Cómics: El Rompenieves

Por El Armadillo Ilustrado



¡¡Viajeros, al tren!!

Este cómic me atrapó tan solo con una imagen y una idea. La imagen, un tren interminable circula a través de una inmensa extensión blanca. La idea, en un mundo helado, lo que queda de humanidad se refugia en ese tren. Hace mucho tiempo que no veo/leo ninguna historia de ciencia ficción post-apocaliptica que me aporte nada nuevo. Este cómic parecía tenerlo todo para gustarme, y no me equivocaba.

El Rompenieves es una obra clásica de la BD francesa. Publicada originalmente en España en la revista TOTEM como El Transglacial. Es obra de Lob, uno de los mejores guionistas del país vecino y le acompaña en el viaje el dibujante Rochette. Hace no tantos años, en los 70/80 el cómic gozaba de una mejor reputación y era fácil conseguir revistas de cómic de temática adulta en los quioscos. Estas revistas tocaban muchos temas, entre ellos la ciencia-ficción. La mayoría de estas historias usaban el género como una vía para hacer denuncia social. Esta obra lo tiene todo para ser considerada como uno de los mejores exponentes de este movimiento.


La historia está dividida en tres partes y publicada a su vez, en dos volúmenes. La primera parte (y volumen) es El fugitivo. Las dos partes restantes están contenidas en el segundo volumen, El apeador y La travesía que conforman una misma historia. El cómic está editado por Bang Ediciones en 2006/07 respectivamente, con una media de 120 páginas cada volumen lo que supone unas cuantas horas de placer lector. Las historias de los dos volúmenes comparten un mismo escenario, el tren y buscan trasmitir las mismas ideas, pero por diferentes caminos, situaciones y personajes.

En la primera parte, El Fugitivo nos encontramos subidos en un tren que surca un universo congelado y mortal. Lo que queda de la humanidad se encuentra encerrado en un tren que nunca para. La acción comienza cuando Proloff un pasajero que proviene de segunda clase intenta acceder a los vagones de primera. Proloff es atrapado y transportado a primera clase para ser interrogado por los altos mandatarios. En su camino hacia la locomotora junto con Adeline (una militante defensora de los pasajeros de segunda) Proloff descubre los secretos que se encuentran en primera clase. En este avance veremos como el tren es un reflejo de de la sociedad en la que vivimos, en primera viajan los ricos a todo lujo y en segunda están los pobres, reprimidos, apartados, engañados y hacinados, que malviven sin comida. El curso de la historia cambia cuando nos enteramos de la lenta desaceleración del tren y de los problemas que ello conlleva. Esto será el detonante para un imprevisto final.

En la segunda parte, El apeador y La travesía descubrimos algo sorprendente, por el planeta helado circula un segundo tren. Sus habitantes viven con temerosos por un choque frontal contra el primer Rompenieves, que suponen vaga sin control sobre las mismas vías, sin saber qué ha sido de sus posibles supervivientes. Aquí nos encontramos con Puig (que trabaja de apeador, las únicas personas que salen del tren cuando se simulan paradas de emergencia para realizar investigaciones en el exterior) y Val (hija de uno de los dirigentes que crea realidades virtuales para para las cabinas de realidad virtual con las que los pasajeros se evaden de su existencia), ambos lucharan contra las mentiras que les imponen desde las altas esferas controlando a la gente por medio de la religión, el juego y la televisión.
En La travesía tras varios cambios determinantes para los protagonistas, una esperanza surge para los eternos viajeros. Desde la otra orilla del océano llega un mensaje, una señal indescifrable. Llegar hasta ella supondrá el mayor esfuerzo y sacrificio que harán los habitantes de este tren.


En el aspecto técnico de la obra, es increíble como Lob consigue representar la distinción de clases sociales y problemas que existen en el mundo. Pero todo reducido al interior de un tren, como una metáfora de la vida. Un tren sin rumbo por un camino en bucle. La narración es fluida e intensa a la vez que interesante y compleja. Según avanza el personaje por la trama, vamos asimilando cada vez más datos sobre el mundo en el que nos encontramos, y a la vez, crea una atmosfera llena de misterios.

En la parte gráfica la responsabilidad recae en Rochette. Me gustaría destacar su gran calidad de dibujo, sobretodo cuando consigue dibujar de dos formas diferentes (una en cada tomo), pero a la vez muy parecidas. Realmente el cambio lo encontramos en el acabado del dibujo, con líneas y sombras más marcadas y contenidas en la primera parte, y en la segunda, elimina los contornos, las figuras son más expresionistas y difuminadas. Con ambos estilos consigue muy bien la atmósfera de opresiva y enrarecida que sienten los personajes al vivir en una prisión rodante que es el último refugio para la humanidad.

Próximamente se estrenará en el cine (en España aún no hay fecha) una versión de este cómic dirigida por Bong Joon-ho (director Surcoreano, autor de Memories of Murder y The Host), por título Snowpiercer. La película se basa parcialmente en el argumento de El Fugitivo y al ser un producto para Hollywood suponemos será una película de acción desbordante, algo que ya hemos podido comprobar al ver el trailer.



Curiosamente hace unos días he visto Colonia V que juega con un argumento inicial parecido. Un problema climático (producido por el hombre) ha congelado el mundo y la poca humanidad que queda vive recluida en pequeñas colonias. Bueno se deja el tema de la lucha de clases, el tema tan potente del tren y además le mete un grupo de caníbales/zombies. Pero el problema climático es algo que seguro volveremos a ver en próximas películas post-apocalípticas, seguro.

Como conclusión deciros que El Rompenieves es un cómic clásico de ciencia-ficción increíblemente bueno. Que con este cómic he redescubierto el tren como escenario ideal para historias de acción. Y que sus personajes, tanto los buenos como los malos, están muy bien construidos y son uno de los grandes aciertos de Lob & Rochette.

No pierdan el tiempo y saquen ya su billete, el revisor está a punto de pasar!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario