Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Por Isaac Moreira

Capitán América 2/Viuda Negra 1

Siempre pensé que es muy fácil meter la pata en una adaptación del Capitán America. Sobretodo por su simbología. Por el icono que representa dentro del universo Marvel. Cuando uno piensa en el arquetipo del superhéroe, la fuente de inspiración para los demás héroes, el más respetado de todos y el único que se podría alzar como el gran líder, en DC sería Superman y en Marvelsería el Capitán América (bueno, después resultó no ser así, como leímos en Civil War, pero casi). Y justo por esto mismo siempre ha resultado ser un personaje bastante plano y muy poco interesante. Su rectitud moral y su origen, que no pudo ser más panfletario (recordemos que fue creado durante la segunda guerra mundial) no le dejó más que representar el sueño y la forma de vida norteamericano. Afortunadamente, desde comienzos de milenio, el Capi cayó en manos de algunos de los mejores guionistas del medio como Mark Millar, Brian Michael Bendis y en especial Ed Brubaker, que le hicieron evolucionar. Es gracias a ellos que hoy en día se pueda hacer una película del Capi sin caer en el ridículo.
De hecho El Soldado de Invierno está sacado en parte del primer arco argumental de Brubaker. Muy polémico en su momento, ya que removió el pasado del Capi, cambiando algunos de los hechos inamovibles hasta entonces. Muchos lectores se sintieron incómodos. Muchos otros aplaudieron el cambio de estilo y los guiones de Brubaker. Hoy en día el tiempo le ha dado la razón y su etapa es considerada una de las mejores de la historia del Capitán América.
La primera película del Capiconsiguió contar, desde el más profundo respeto, su origen y vimos como el tirillas de Steve Rogers pasó a ser una leyenda de forma coherente para el fan y el profano. Fue un gran acierto enfocarla como una película de aventuras enmarcada en la segunda guerra mundial. Casi como si fuera una mezcla entre Indiana Jones y Los doce del patíbulo (salvando las distancias, claro), en lugar de una de superhéroes. Y funcionó de maravilla
Para nuestra alegría, Marvelha decidido seguir ese camino para la segunda entrega, apartándolo de las mallas y de la fantasía propia del genero. El Soldado de Invierno es un thriller de acción, de espionaje y conspiraciones. Más cercano al James bond de Daniel Craig o la Misión imposible de Tom Cruise que a las aventuras de sus compañeros vengadores.

En esta película nos metemos de lleno en las entrañas de S.H.I.E.L.D. El papel que tiene en el mundo, su forma de operar y, por supuesto, sus enemigos. Nick Furia y María Hilladquieren mayor relevancia. A Furiale vemos metido en pleno ojo del huracán y Hillpuede que no cuente con muchas escenas pero su papel es igual de importante en el transcurso de la historia. También aparecen varios agentes de S.H.I.E.L.D. vistos en papeles anecdóticos de las anteriores películas de Marvel. Incluso aparecidos en la serie Agents of S.H.I.E.L.D. Estos pequeños detalles ayudan a sentir una unidad y cohesión entre los films de Marvel que te hace sentir que están cuidando lo que hacen.
Reconozco que Chris Evans ha conseguido darle un toque especial a su personaje. Tanto que se hace difícil imaginar a otro actor portando el escudo. Le da el carisma necesario de un líder al que seguir por defender lo justo y lo correcto. Tierno e inocente pero con carácter y don de mando a la vez. A pesar de ello, le habría sido imposible cargar con todo el peso de la película. Afortunadamente ahí esta la Viuda Negra, que es tan protagonista de la cinta como el propio Capi(bueno, quizá el reparto sea un 60/40 por ciento). Especial mención para  Scarlett Johansson, cada vez más afianzada y cómoda como Natasha Romanov. Aporta un equilibrio e impulso importante para la historia. A pesar del cariño que se le coge al Capi, seguro que sin ella la peli habría cojeado.
Otro acierto es la continuidad entre las dos entregas. Es un alivio que no hayan hecho un punto y aparte desde Los Vengadores. Es importante saber de donde viene Steve Rogers y la nostalgia por lo que dejó atrás (recordemos que para él hace tan solo uno o dos años era 1945) y que Algunos aspectos ese pasado han vivido hasta nuestros días reconvertidos a los tiempos actuales (tanto los positivos como los negativos) y mucho mas ambiguos y complicados.
Por supuesto, hay cosas criticables. Algunos giros son algo previsibles (como en muchas películas de este género: ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos). La trama de conspiraciones en la que se ve envuelto el Capi puede ser algo típica. Algunos personajes como el personaje de Robert Reford (a nivel personal me emocionó que participara en El Capitan America 2. Desde muy joven siempre pensé en él como el mejor actor para encarnar al Capi) y especialmente el Halcón podrían haber sido mejor desarrollados (no olvidemos que si Buckyfue el compañero del Capi en la guerra, el Halcón lo fue en los 70s y 80s, salido de la black explotaition). También se hecha de menos que no hayan profundizado en la historia o la leyenda del Soldado de Invierno. Aun así, sigue siendo muy entretenida y fluye perfectamente hasta la gran batalla final. Y tiene algunos golpes de humor que funcionan bastante bien (ojo a la lista del Capi con las cosas que se ha perdido estos años y le han ido recomendado).
También  encontraremos un montón de guiños a la historia del capi, tanto de la primera entrega como del cómic como la agente 13 o el genial tributo a Ermin Zola.

En definitiva, El Soldado de Invierno ofrece todo lo que le podíamos pedir y más. Quizá sea la mejor película de la fase dos de Marvely que nos deja directamente encaminados a Vengadores 2, la era de Ultron. Obligatorio quedarse a las dos escenas post créditos. Una a los dos minutos perteneciente a Vengadores 2 (cuidadin con lo que está por venir) y otra a los 5 minutos, posiblemente para Capitán América 3, ya confirmada para el 2016 y con rumores de estar dirigida por el propio Chris Evans)

Nota: 8