Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Spider-Man: ¡bien!. Peter Parker: ¡mal!

Lo positivo y negativo de The Amazing Spider-Man 2: el poder de Elctro
Por Isaac Moreira

Ya en el spoiler-o-rama de la primera entrega del reboot de Spidey declare mi animadversión por la versión de Marc Webb y Andrew Garfield. Me había prometido no perder más tiempo y dinero con El poder de Electro, pero volví a caer. Para compensarlo me gustaría intentar ahorrárselo a los lectores de Cine y otras drogas (y a mi mismísimo también, para qué engañaros) con una escueta lista de los aciertos y errores de The Amazing Spider-Man 2.




Aciertos
:

-La personalidad de Spidey está muy bien conseguida. Han mejorado su sentido del humor cuando se enfunda las mallas y se acerca mucho al dicharachero trepamuros de toda la vida.

-El traje de Spider-Man es el mejor logrado hasta ahora. Se nota que es un traje. Salen arrugas y dobleces cuando se mueve, en lugar de estar totalmente ajustado a cuerpo como una segunda piel. Parece salido directamente de de las páginas de los tebeos, sobretodo la forma de la cabeza (será una frikada mía, pero es clavada a  los dibujos de Mark Bagley, entre otros).

-Los movimientos de Spidey en acción son totalmente fieles a los de las viñetas.

-los lanzarredes de Spidey dan bastante juego y la telaraña está muy bien utilizada.

-Una buena combinación de la historia de los padres de Peter Parker. Juntan el pasado científico de Ultimate Spider-Man donde su padre había usado su propio adn para sus investigaciones genéticas y la acusación de traición por espionaje (agentes dobles en realidad) del Spider-Man tradicional. En la peli, Peter descubre la verdad sobre  sus padres (algo que le atormentaba) y por fin hace las paces con ellos.

-Muy buena actuación la de Dane DeHaan, que hace de Harry Osborn/Duende Verde.

-Matan a Gwen Stacy en la batalla con el Duende Verde (como debe ser) de forma muy parecida a la original.

-Buena adaptación de los poderes de Electroy la armadura del Rinho.


Errores:
Andrew Garfield sigue siendo un Peter Parker horroroso con su interpretación de comedia romántica adolescente americana.

-Lo mismo para Emma Stone.

-La historia de amor entre Peter y Gwen hace aguas por todos lados. Está bastante mal llevada.

-Carece de la esencia trágica de Spidey. Nos hace falta un Peter Parker menos molón y más desgraciado.

-Apenas apreciamos las penurias económicas de los Parkery como les afectan.

-Seguimos echando de menos el Daily Bugle y a J. J. Jameson.

-La trama de los padres es totalmente prescindible, aunque explique porque Peter es único en poder conseguir poderes y no funciona para Osborn.

Norman Osborn muere delante de su hijo Harry contándole que tienen una extraña enfermedad genética mortal hereditaria, y Harryempieza a sufrir rápidamente sus efectos nada más enterarse  (por exigencias del guión, parece ser).

-A pesar de que dicen ser amigos, en ningún momento vemos esa relación entre Peter y Harry.

Electro es un pelele. Sus motivaciones y personalidad de son de risa y metidas con calzador (un Max Dillon de pocas luces que tan solo busca un amiguito, por mucho que digan que es ingeniero de Oscorp).

Jaime Foxx aburre.

-Una auténtica pena meter a Felicia Hardy como la asistente de Harry Osborn. Un personaje tan importante como es la Gata Negra (ladrona de guante blanco y posteriormente justiciera y amante de Spidey) merecería mejor trato. Aunque, ¿Quién sabe si se lo guardarán para la tercera parte?

-El personaje de Harry Osborn está muy desaprovechado y su aparición como Duende Verde es muy breve. Lo justo para llegar a darse dos o tres tortas con Spidey (contadas), y tirar a Gwen precipicio abajo para matarla.

-Tras la muerte de Gwen, Andrew Garfield se quita la mascara y nos regala una “gran” (se entiende el sarcasmo, verdad?) interpretación de dolor en lugar del ataque de rabia y una batalla épica con el Duende Verde como debería haber sido (lo dejaron inconsciente justo antes para quitarnos ese gran momento).

Por último y para los que esperen al Rinho, solo sale los últimos cinco minutos alardeando de armadura. Y justo cuando se empieza a pegar con Spidey se acaba la peli. Aunque tiene su motivo: como Peterya no se quiere poner las mallas de nuevo, Harry Osborn, desde la cárcel, hace que saquen los proyectos secretos de Oscorp, donde podemos ver las alas del Buitre y los brazos del Doctor Octopus, para hacerle salir a luchar de nuevo. ¿Tendremos a los SeisSiniestros para The Amazing Spider-Man 3?

Conclusión: Spider-Man funciona en pantalla. Peter Parker/Andrew Garfield y compañia no (excepto Harry Osborn/Duende Verde. Aayyyyyyy… si hubieran tirado más por ahí). Y vale que está bien intentar dar un poco de complejidad a las películas de superhéroes, pero intentar llevar varias tramas sin llegar a desarrollar ninguna en condiciones no es el camino, señores. Con una trama simple pero bien hecha nos basta (ahí está el Capi y su Soldado de Invierno para demostrarlo).

Nota:4´5