jueves, 3 de abril de 2014

Crítica: Capitán América: El soldado de Invierno

Por Isaac Moreira



Capitán América 2/Viuda Negra 1

Siempre pensé que es muy fácil meter la pata en una adaptación del Capitán America. Sobretodo por su simbología. Por el icono que representa dentro del universo Marvel. Cuando uno piensa en el arquetipo del superhéroe, la fuente de inspiración para los demás héroes, el más respetado de todos y el único que se podría alzar como el gran líder, en DC sería Superman y en Marvel sería el Capitán América (bueno, después resultó no ser así, como leímos en Civil War, pero casi). Y justo por esto mismo siempre ha resultado ser un personaje bastante plano y muy poco interesante. Su rectitud moral y su origen, que no pudo ser más panfletario (recordemos que fue creado durante la segunda guerra mundial) no le dejó más que representar el sueño y la forma de vida norteamericano. Afortunadamente, desde comienzos de milenio, el Capi cayó en manos de algunos de los mejores guionistas del medio como Mark Millar, Brian Michael Bendis y en especial Ed Brubaker, que le hicieron evolucionar. Es gracias a ellos que hoy en día se pueda hacer una película del Capi sin caer en el ridículo.
De hecho El Soldado de Invierno está sacado en parte del primer arco argumental de Brubaker. Muy polémico en su momento, ya que removió el pasado del Capi, cambiando algunos de los hechos inamovibles hasta entonces. Muchos lectores se sintieron incómodos. Muchos otros aplaudieron el cambio de estilo y los guiones de Brubaker. Hoy en día el tiempo le ha dado la razón y su etapa es considerada una de las mejores de la historia del Capitán América.

La primera película del Capi consiguió contar, desde el más profundo respeto, su origen y vimos como el tirillas de Steve Rogers pasó a ser una leyenda de forma coherente para el fan y el profano. Fue un gran acierto enfocarla como una película de aventuras enmarcada en la segunda guerra mundial. Casi como si fuera una mezcla entre Indiana Jones y Los doce del patíbulo (salvando las distancias, claro), en lugar de una de superhéroes. Y funcionó de maravilla

Para nuestra alegría, Marvel ha decidido seguir ese camino para la segunda entrega, apartándolo de las mallas y de la fantasía propia del genero. El Soldado de Invierno es un thriller de acción, de espionaje y conspiraciones. Más cercano al James bond de Daniel Craig o la Misión imposible de Tom Cruise que a las aventuras de sus compañeros vengadores.


En esta película nos metemos de lleno en las entrañas de S.H.I.E.L.D. El papel que tiene en el mundo, su forma de operar y, por supuesto, sus enemigos. Nick Furia y María Hill adquieren mayor relevancia. A Furia le vemos metido en pleno ojo del huracán y Hill puede que no cuente con muchas escenas pero su papel es igual de importante en el transcurso de la historia. También aparecen varios agentes de S.H.I.E.L.D. vistos en papeles anecdóticos de las anteriores películas de Marvel. Incluso aparecidos en la serie Agents of S.H.I.E.L.D. Estos pequeños detalles ayudan a sentir una unidad y cohesión entre los films de Marvel que te hace sentir que están cuidando lo que hacen.

Reconozco que Chris Evans ha conseguido darle un toque especial a su personaje. Tanto que se hace difícil imaginar a otro actor portando el escudo. Le da el carisma necesario de un líder al que seguir por defender lo justo y lo correcto. Tierno e inocente pero con carácter y don de mando a la vez. A pesar de ello, le habría sido imposible cargar con todo el peso de la película. Afortunadamente ahí esta la Viuda Negra, que es tan protagonista de la cinta como el propio Capi (bueno, quizá el reparto sea un 60/40 por ciento). Especial mención para  Scarlett Johansson, cada vez más afianzada y cómoda como Natasha Romanov. Aporta un equilibrio e impulso importante para la historia. A pesar del cariño que se le coge al Capi, seguro que sin ella la peli habría cojeado.

Otro acierto es la continuidad entre las dos entregas. Es un alivio que no hayan hecho un punto y aparte desde Los Vengadores. Es importante saber de donde viene Steve Rogers y la nostalgia por lo que dejó atrás (recordemos que para él hace tan solo uno o dos años era 1945) y que Algunos aspectos ese pasado han vivido hasta nuestros días reconvertidos a los tiempos actuales (tanto los positivos como los negativos) y mucho mas ambiguos y complicados.


Por supuesto, hay cosas criticables. Algunos giros son algo previsibles (como en muchas películas de este género: ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos). La trama de conspiraciones en la que se ve envuelto el Capi puede ser algo típica. Algunos personajes como el personaje de Robert Reford (a nivel personal me emocionó que participara en El Capitan America 2. Desde muy joven siempre pensé en él como el mejor actor para encarnar al Capi) y especialmente el Halcón podrían haber sido mejor desarrollados (no olvidemos que si Bucky fue el compañero del Capi en la guerra, el Halcón lo fue en los 70s y 80s, salido de la black explotaition). También se hecha de menos que no hayan profundizado en la historia o la leyenda del Soldado de Invierno. Aun así, sigue siendo muy entretenida y fluye perfectamente hasta la gran batalla final. Y tiene algunos golpes de humor que funcionan bastante bien (ojo a la lista del Capi con las cosas que se ha perdido estos años y le han ido recomendado).

También  encontraremos un montón de guiños a la historia del capi, tanto de la primera entrega como del cómic como la agente 13 o el genial tributo a Ermin Zola.

En definitiva, El Soldado de Invierno ofrece todo lo que le podíamos pedir y más. Quizá sea la mejor película de la fase dos de Marvel y que nos deja directamente encaminados a Vengadores 2, la era de Ultron. Obligatorio quedarse a las dos escenas post créditos. Una a los dos minutos perteneciente a Vengadores 2 (cuidadin con lo que está por venir) y otra a los 5 minutos, posiblemente para Capitán América 3, ya confirmada para el 2016 y con rumores de estar dirigida por el propio Chris Evans)

Nota: 8

7 comentarios:

  1. No os parecio que la banda sonora parecia un plagio de la de batman 2 el caballero oscuro en algunos momentos? cuando asaltan el barco al princio. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se lo que pensará Isaac, quien ha escrito el artículo, pero este que te contesta si que vio similitudes con ambas pelis. Ya no con el tema de la banda sonora, pero si por si forma de rodas las escenas de acción, en especial ese primer y espectacular batalla de Nick Furia en su coche. nos fijaremos en ambas BSO, gracias!

      Eliminar
  2. Disculpa, pero, entiendo por la introducción de tu artículo que los únicos cómics que has podido leer del personaje se limitan bien a los de esta pasada década, bien a los de los últimos veinte años, pero que desconoces por completo la etapa Marvel del personaje (con esto me refiero a su introducción al universo de ficción en páginas de los Vengadores), porque nunca, y digo bien nunca, fue un personaje panfletario dentro del sello editorial Marvel; cabe sencillamente recordar al Capitán América escrito por Englehart, aquel que en plena celebración estadounidense del bicentenario se enfrentó a la corrupción de su gobierno y decidió abandonar la bandera de su uniforme para recorrer el país como Nómada. Steve Rogers siempre ha sido en Marvel un personaje reinvindicativo que representaba unos profundos ideales universales, y sus más de setenta años de publicación nos ha dejado historias mejores o peores, pero no se puede limitar uno a decir que hasta la llegada de Millar, Bendis y Brubaker no se ofreció una evolución del héroe, eso es del todo equivocado. Diré más, ¿qué han hecho Millar y Bendis para con el personaje? Lo único que se me ocurre es Civil War, que era más cosa de Millar que de Bendis. El único de los autores citados que en verdad se merece reconocimiento es Brubaker y su etapa le debe mucho a la mencionada de Englehart

    ResponderEliminar
  3. Añadir que la película le debe más a la etapa de Englehart y a la serie limitada Nick Fury vs. SHIELD de Harras que a la (sí, también excepcional) etapa de Brubaker... así que he de insistir que Capitán América es mucho más que sus historias de la última década y me parece muy atrevido (lo lamento) referirse sobre su existencia editorial sin tener pleno conocimiento de la misma; si algo no se conoce, se elude y se centra uno en lo que sí sabe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo!
      Lo primero agradecerte que compartas tu opinión y me des un par de rapapolvos (siempre se agradecen las críticas. Más si se puede aprender de ellas). De hecho aportas una cosa muy interesante. Es cierto que la pelí puede tener rasgos de Nick Furia vs. S.H.I.E.L.D. (ya no me acordaba de esa mini serie).

      Ahora vamos al barro (...je, je...):
      Es cierto que nunca he sido seguidor del Capi pero SÍ he leído unos cuantos tebeos, sobretodo de los ochenta y algo de los 90 (¡sorpresa! me puedo remontar hasta 30 años). Y si no seguí leyéndolos fue porque me resultó, como he dicho, un personaje bastante plano. Qué quieres que te diga. En ningún momento me engancharon sus historias ni su actitud.
      Su enfrentamiento con la corrupción del gobierno tampoco lo he leído, pero por lo que conozco del personaje en aquella época me puedo hacer una idea del tipo de discurso que llevaría. Y la creación de Nómada me sigue sonando a panfletaria. Una forma de decir que el Capi seguía representando esos valores, aunque América ya no lo hiciera, en una época en la que sus ciudadanos aborrecían su gobierno.
      Pero si que leí algo de cuando se estaba presentando como candidato a presidente de los Estados Unidos y no guardo un buen recuerdo de ello.
      En resumen: no necesito escucharme la discografía entera de Bisbal para saber que no me gusta (por mucho que cambie de productor o banda).

      Por otro lado la visión de Millar en Ultimates le imprimió un carácter que, para mi, se ha hecho eco en el personaje de siempre. Y Bendis me hizo verlo como a una persona en lugar del superhéroe en Vengadores y Secret war (a parte de estar en el comité creativo de Marvel).

      Pero esto son solo mis opiniones personales, claro está. No tengo porque tener más o menos razón que tú (de hecho, te lo dice alguien al que le flipaban los Alpha Flight postByrne y todavía no ha encontrado a nadie más al que le gustasen, así que admito que podría estar equivocado con el Capi. Pero como he dicho: para gustos...).

      A la, a ver si se anima algún lector más de comics y nos mete caña.
      Saludicos!
      Isac.


      Isac

      Eliminar
    2. No obstante, intentaré hacerte caso y leer como abandonó el traje y sus días como Nomada.
      Gracias por la recomendación.
      Isac

      Eliminar
  4. Me ha parecido una estupenda, bien desarrollada y realista. Es una trama que no es fácil de seguir sin embargo consigue generar una película inteligente y recomendable, demostrando que los superhéroes pueden ser algo más que fantoches disfrazados. A decir verdad todo indicaba que Los vengadores la era de ultron, era la cinta que realmente pudiese discutir el cetro de mejor película Marvel a su primera entrega, viéndose a títulos como 'Capitán América: El soldado de invierno' como un mero trámite hasta que llegase lo realmente bueno. Pues bien, ya podemos ir olvidándonos de esa idea, porque la segunda entrega de las aventuras del Capitán América es lo mejor que hemos visto de Marvel hasta el momento. Con 'Capitán América: El primer vengador' se apostó por un afortunado cruce entre cine bélico y de aventuras para introducir a un personaje en 'Los Vengadores', lo cual fue solo un simple trámite. Ahora esta entrega es espectacular de principio a fin, rodada con personalidad y enriquecida con una interesante reflexión política sobre la clásica disyuntiva jeffersoniana entre seguridad a cambio libertad.

    ResponderEliminar