domingo, 20 de abril de 2014

Crítica: Exit Humanity

Por Álvaro Tejero



Un western con zombies

El western es el género que peor suerte corre en la actualidad. Pocas películas, escasa respuesta del público y realmente se cuentan con los dedos de una mano los que han sido realmente buenos los últimos años. Un género clásico moribundo...así que parece lógico que la mejor manera de revivirlo sea con muertos vivientes, caminantes, zombies o el sinónimo que prefiramos utilizar.

Por contra, los zombies están de moda. Al igual que los vampiros han inundado el cine y las series actuales. Y si han logrado entrar en todos los géneros el western no iba a ser inmune. De todas las películas sobre ellos que he visto, puedo afirmar que mi preferida es la desconocida Exit Humanity, cinta canadiense realizada con 300.000 dólares de presupuesto y la colaboración de un montón de amigos.


Utilizando la iconografía propia del western y el contexto de los años posteriores a la guerra de secesión estadounidense el director John Geddes construye una efectiva película de supervivencia al estilo de La Carretera: el estado sureño de Tennessee se ha visto asolado por una plaga que convierte a las personas en muertos vivientes mientras los pocos supervivientes vagan por la tierra en busca de refugio y un poco de comida. El protagonista ha tenido que matar a su mujer e hijo por la enfermedad e inicia un viaje para esparcir sus cenizas en el lugar indicado. Por el camino descubrirá que la verdadera enfermedad del ser humano es él mismo. No es un mensaje novedoso pero contado con gran efectividad.

Lo más curioso de Exit Humanity es que a pesar de su presupuesto y limitaciones juega a ser una película adulta. Va en serio y le sale bien cuando lo normal en estas propuestas en simplemente pasar un buen rato. Un drama terrible, violento y seco, en el que suicidio se pasea sobre los personajes y la esperanza es algo tan sencillo como luchar por los que queremos, cuyo referente es Las aventuras de Jeremiah Johnson. Ahí es nada. Con unos millones lo que podrían haber hecho.

Tenemos colts, caballos, grandes paisajes, duelos de pistoleros, un grupo de antiguos rebeldes que no han abandonado la lucha y quieren recuperar la antiguo gloria de los estados confederados (como si de un cómic del teniente Blueberry se tratará). Zombies que caminan en busca de carne y cuyo comportamiento es coherente durante toda la película (ya era hora) . Un mad doctor que experimenta con los vivos, sangre, pólvora y por supuesto esa persona inmune a la maldad, el santo grial de la humanidad. Además de una explicación del origen de los muertes vivientes totalmente creíble.


Exit Humanity se anota además dos tantos inesperados: la voz del narrador es de nada más y nada menos que el gran Brian Cox (también se encuentra la cara conocida de Stephen McHattie) y para suplir la falta de presupuesto tira de secuencias animadas para las escenas más costosas a cargo de un animador que ya quisieran muchas de las grandes compañías.

Es posible que no les haya convencido. Yo también dude semanas antes de atreverme a verla. Vean el tráiler y no necesitarán nada más.


NOTA: 8,5


No hay comentarios:

Publicar un comentario