lunes, 26 de mayo de 2014

Dossier: Todo el Mundo Quiere a Jim Henson


Ilustración de Mikelodigas

TODO EL MUNDO QUIERE A JIM HENSON
Por Ivanckaroo Banzai

Hace 24 años que nos dejó Jim Henson, obligado a retirarse de este plano de existencia por aquello de que a todos nos toca; si bien de algunos se desea que les toque más bien pronto, el cariño que Jim Henson ha dejado con su obra desde 1.955 a varias generaciones de telespectadores hace que hubiéramos deseado que durara unos cuantos añitos más. Unos 100 o 200 por lo menos.

El de Misisipi pronto comenzó a interesarse por las marionetas y el mundo del espectáculo  y a lo largo de su carrera creó personajes tan inolvidables como la rana Gustavo, Ludo, los curris, Coco, el conde Draco, los fraggle, Fizzgig, Gonzo... Sus trabajos más relevantes han sido fundamentalmente en el ámbito televisivo y ha sido el máximo exponente del entretenimiento infantil del siglo XX (me atrevería a decir que por encima de Disney al menos en el ámbito doméstico). No en vano Barrio Sésamo en un versión americana lleva en antena la friolera de 44 años.

Intentaremos en este dossier darle un humilde y sincero homenaje a su obra en la pequeña y gran pantalla y dar un leve perfil de sus creaciones más emblemáticas.

Falleció por una infección de estreptococos, pero no existe bacteria que pueda acabar con su legado.

Ilustración de Erica Fustero


A continuación os dejamos con una nueva selección, esta vez dedicada al maestro Jim Henson, a los  proyectos en los que participó, de una otro manera, e incluso a su herencia en cine y televisión.


TIME-PIECE (Jim Henson, USA, 1965)

Por Iván Fanlo

Además de formar parte de la infancia de casi cualquiera que pueda leer esto, Jim Henson también hizo sus pinitos en el mundo del cortometraje experimental. Time-piece es un ejemplo. Henson dirige, escribe, edita y protagoniza este corto de poco menos de diez minutos, en el que juega con el montaje y el sonido dentro de una historia llena de surrealismo y humor. Además de ser una de las rarezas dentro de su filmografía, el padre de Kermit y Gonzo recibió una nominación a mejor cortometraje por este trabajo, ahí queda eso.



THE CUBE (Jim Henson, USA, 1969)
Por Iván Fanlo

Un hombre despierta un buen día, sin saber cómo ni porqué, encerrado dentro de un gran cubo de color blanco. Si sólo os decimos esto seguramente todos estaréis pensando en Cube, la peli de culto de Vicenzo Natali. Pero no, 30 años antes, Jim Henson realizó para la NBC Experiment In Television este especial de una hora de duración, en el que el gore y el terror que podemos ver en el film de Natali está sustituido por grandes dosis de ingenio y situaciones que varían entre la comedia, el drama psicológico o la intriga kafkiana. Una parábola sobre la alienación de la sociedad y de como vive encerrada en si misma.



BARRIO SÉSAMO (Sesame Street, Varios directores, 1969-Actualidad)
Por Ivanckaroo Banzai

Con más de 4000 programas a sus espaldas y todavía en emisión desde 1969, Barrio Sésamo es El programa infantil por antonomasia. Aquí podéis leer todo un especial sobre el mismo.



CRISTAL OSCURO (The dark crystal, Jim Henson, Frank Oz, Reino Unido, 1982)
Por Paco Latorre

En el salón de actos de mi colegio, en la época en que este humilde escribiente cursaba EGB, los viernes se programaba cine con el objetivo de exorcizar las pavlovianas sesiones de evaluación psicológica (cien infantes haciendo tests de C.I) y las reuniones del AMPA (ahora HAMPA, y no, no haré el chiste). El ritual consistía en salir pitando al bar/kiosco del Sr. Antonio (también conocido como Mulligan), aprovisionarse de gominolas y palomitas y revolcarse en la butaca para disfrutar de Mazinger Z: la película, Y si no nos enfadamos o Los bicivoladores.
Dentro de tan limitada y entrañable programación, Cristal Oscuro fue un acontecimiento porque a) superaba la media en cuanto a calidad y b) a algunos niños nos dio miedo. Más allá del trauma de los buitres gigantes y de que el apartado artístico repercuta sobre el ritmo de la peli (no lo neguemos:es algo coñazo para ser una peli de aventuras y fantasía), la película es el epítome de la factoría Henson de la que si alguien quiere leer una crítica más extensa y mucho mejor pensada puede hacerlo en este mismo blog: un producto de acabado artístico sobresaliente, artesanal en su rigurosa profesionalidad e imaginativo hasta merecer rendida nostalgia. Vista ahora ha envejecido como el arroz al horno de la abuela, sigue siendo delicioso desde el cariño, y pese a que como producto para el parámetro infantil de hoy en día sea discutible, no estaría mal pensarse resucitar a Herodes.



FRAGGLE ROCK (Varios direcores, USA, 1983-1987)
Por Paco Latorre

Max el Viajero, Sprocket, Los Curris, la montaña de basura...y los Fraggle. Difícil que cualquier treinteañero no conozca a semejante tropa y haya gozado de sus aventuras catódicas en la época de los dos (o tres) canales. Padres putativos de Fruittis (es difícil no interpretar hermenéuticamente a un personaje de la profundidad de Gazpacho), Aurones y etnias de similar catadura, debemos a las criaturas de Jim Henson buena parte de nuestro alimento infante para la imaginación: Fraggle Rock era la serie PERFECTA para un niño (o niñita), todo encanto, magia y humor tan blanco como envenenado según hemos ido creciendo porque, ¿quién no ha visto a Los Curris como proletariado alienado desde una perspectiva marxista? ¿o las coletas de Rosie como fetiche sexuaaarrrllll? No queda más remedio, pues,  que guardar respeto y admiración por un baluarte de risueña inocencia capaz de despertar la sonrisa del niño que todos hemos llevado dentro alguna vez antes de que nos saliese barba y camisa a cuadros. Historia de la TV, señoras y señores, que es lo mismo que decir nuestra Historia, maldición mediante.



DENTRO DEL LABERINTO (Labyrinth, Jim Henson, Reino Unido, 1986)
Por Isaac Moreira

Fabuloso cuento moderno donde Jennifer Connelly debe recuperar a su odioso hermano que ha sido robado por, ni más ni menos, David Bowie, el rey de los goblins. Durante su búsqueda se adentrará en variopintos y extraños lugares (algunos salidos de la mente de Escher) y conocerá a todo tipo criaturas magistrálmente creadas y dotadas de vida por Jim Henson y Frank Oz. Si le sumamos un guión firmado por el Monty Python Terry Jones, lo que tenemos es un clásico imperecedero del cine fantástico que gustará a todas las edades. Lo único que se le puede criticar es que las canciones que Bowie hizo para la película son un poco flojas, (aunque es divertido verle cantar rodeado de goblins haciéndole coros), pero nos lo compensa de sobra gracias a sus juegos de manos con bolas de cristal, sus pelos y sus atuendos.



EL CUENTACUENTOS (The Storyteller, varios directores, Reino Unido, 1988)
Por Isaac Moreira

Pequeña serie de nueve capítulos que adapta cuentos populares de distintos países (alemanes, rusos… incluso noruegos). Cada capítulo es presentado desde su silla al lado de la chimenea con su perro (marioneta cortesía de Jim Henson) por el genial John Hurt, caracterizado de anciano cuentacuentos. Los episodios están protagonizados por personas reales y marionetas y, aunque se nota que mucho presupuesto no había para efectos especiales y atrezzo (al fin y al cabo era una producción para televisión), el resultado es mas que notable. Mucho más cercano a los cuentos originales que a las versiones edulcoradas de a las que estamos acostumbrados hoy en día. En 1990 hubo una segunda temporada sobre mitos griegos, esta vez si John Hurt pero con el mismo perro.



LAS TORTUGAS  NINJA (Teenage Mutant Ninja Turtles, Steve Barron, USA, 1990)
Por Iván Fanlo

Otras de las cosas por las que Henson merece un altar es por la creación de la Jim Henson's Creature Shop, la compañía dedicada a la creación de efectos especiales, fundada en 1979. Series (Farscape, Dinosaurios ), películas (El dragón del lago de fuego, Babe el cerdito valiente, Resacón en Las Vegas) o vídeos musicales ('Cofee and TV', de Blur), por citar algún ejemplo, se han visto beneficiados por el arte de los discípulos de Henson.
Allá por 1990 se estrenó en cines Las tortugas ninja, uno de los hitos de la compañía puesto que el resultado de los efectos especiales fue todo un hit de la época. El film de Barron tenía toques más oscuros que la serie de animación, acercándose a la fuente original, el cómic underground de  Kevin Eastman y Peter Laird. Aunque hay mucho hater de la peli, lo cierto es que tiene su punto.



LA MALDICIÓN DE LAS BRUJAS (The witches, Nicolas Roeg, Gran Bretaña, 1990)
Por Iván Fanlo

Otra de las facetas de Henson, junto con su compañía, fue la de productor. Tanto en cine como en la pequeña pantalla nuestro barbudo favorito aporto su grano(granazo) de arena para que decenas de proyectos tuvieran luz verde. Una de sus primeras producciones póstumas fue adaptación de la genialérrima novela infantil de Roal Dahl, Las brujas (todo hijo de los 80 seguro que se la leyó en su momento...y si no, debería hacerlo).
Bajo la batuta de Nicolas Roeg, nos encontramos ante una versión bastante fiel al texto original, pero con el toque onírico y extraño que le da la dirección de Roeg. Por ahí tenemos la divertida actuación de Anjelica Huston como la reina bruja,  a Rowan Atkinson(Mr. Bean) haciendo de gerente del hotel, muchos ratoncicos que hablan -marca de la casa- y la historia de la niña del cuadro me sigue estremeciendo como la primera vez. Buen film.



DINOSAURIOS (Dinosaurs, USA, Varios directores, 1991-1995)
Por Iván Fanlo

Ya con Brian Henson a la cabeza de la compañía, en 1991 se estreno Dinosaurios, un ambicioso proyecto para televisión y que a simple vista parecía una idea absurda: una sitcom protagonizada por... ¡Dinosaurios! Al final quedo algo así como una versión un pelín más infantil de Los Simpson, sólo que protagonizada por unos asombrosos animatronics. La serie nos mostraba la vida de una familia de dinosaurios y como se enfrentaban a los problemas del día a día -tanto en su casa como en el trabajo-, todo narrado con mucho humor, algo de crítica blanda y casi siempre un poco de moralina. El que escribe estas líneas guarda un buen recuerdo de esta locura, que fue todo un hype noventero cuando se estrenó en España.



LA MÁSCARA DE CRISTAL (MirrorMask, Dave McKean, Reino Unido, 2005)
Por Isaac Moreira

Jim Henson ya no está con nosotros, pero sigue ligado a pequeñas joyas, gracias a sus sucesores y a la compañía que lleva su nombre, como MirrorMask. Una película escrita por Neil Gaiman (autor del aclamado cómic The Sandman y libros como Los mundos de Coraline, también llevado a la pantalla por Henry Selick, director de Pesadilla antes de navidad) y dirigida por Dave McKean (gran ilustrador cuyas portadas para The Sandman marcaron un antes y un después en el mundo del cómic) tiene que ser, como mínimo, interesante. Gaiman, con su peculiar imaginación, relata como una adolescente intenta volver a casa después de meterse en un mágico mundo surrealista y onírico, dominado por dos reinos: de la luz y oscuridad. McKean lo recrea con una visión única, y una complicidad con Gaiman que solo se puede conseguir tras más de veinticinco años trabajando juntos. En este caso, la compañía de Jim Henson se sirve de la infografía para dar vida a los característicos dibujos e ilustraciones creados por McKean. Una película digna de llevar el apellido Henson.



THE MUPPETS (James Bobin, USA, 2011)
Por Iván Fanlo

En 2011 legó la primera película de Disney una vez comprados los derechos de los Muppets, allá por 2004. Aunque las malas lenguas dicen que a Brian Henson no le gustó mucho el film de Bobin, lo cierto es que el guión de Jason Segel y Nicholas Stoller es al mismo tiempo clásico y referencial como algo innovador.
Un film para toda la familia, con nuestras marionetas preferidas, alguna nueva incorporación, los clásicos cameos de estrellas de la cultura pop americana y con deliciososos números musicales repletos de canciones geniales imposibles de no canturrear(no hay que olvidar que el director y Bret McKenzie escribieron las canciones del film y ambos son creadores de la serie Flight of the Conchords)Así al mismo tiempo, mientras la historia nos habla sobre el éxito y el fracaso, y del poder de redención a través de la amistad, el equipo de la película nos acaba ofreciendo uno de los mejores films sobre nuestros queridos Teleñecos. Diga lo que diga su hijo, mr. Henson puede estar orgulloso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada