Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Por Iván Fanlo

Aunque hace unos meses dejábamos caer por aquí que no comulgamos del todo con el último trabajo de Spike Jonze, Her, no podemos sino recomendar su cortometraje de 2010, I’m here. Un buen trabajo en el que Jonze nos muestra su visión acerca del amor -eso si, sin salirse de su habitual regusto por el hyspterismo cinematográfico- pero que, aunque trate temas parecidos y gracias a su sencillez, conseguía mayor calado emocional que el oscarizado largometraje con Joaquin Phoenix.