martes, 1 de julio de 2014

Música de Otra Piel: Electrónica Mitad 2014

Por Mrsammr


“Apaga tu mente, relájate y sigue la corriente
Eso no es morir, Eso no es morir
Apaga todos tus pensamientos, ríndete ante el vacío,
Está brillando, que está brillando.”

Así lo escribió John Lennon en “Tomorrow Never Knows” en 1966 (cuna de una época reflejada en el libro de Timothy Leary, “The Psichedelic Experience”) y así lo expresó de manera totalmente innovadora en aquella época, con loops de cintas al revés y un ritmo que más tarde llegarían a heredar Chemical Brothers en “Let Forever Be” nada más y nada menos que 33 años después. “Tomorrow already knows”.
La mejor actitud para poder escuchar y apreciar la playlist que os hemos preparado consiste en redimirte, apagar tu mente y sentir el brillo de la música. La electrónica más destacada de mitad de año se despliega con total diversidad en lo que llevamos de año, aunque quizá quede todavía algo por inventar (sin duda) con este género en particular.


Para este 2014, hemos elegido algunos de los herederos mejor nutridos y con mejores vistas y actitudes de cara a la grabación, sin dejar de emitir algunas de sus actuaciones en directo.

Empezando suavemente y con una de las caras más reconocidas de la electrónica, como su padrina “música disco”, el debut en largo de Todd Terje, “It’s Album Time” aglutina su versión renovada del disco junto con indietrónica y un poso house en uno de los discos más veraniegos y digeribles de la temporada. El escandinavo, colaborador y compañero de Prins Thomas y Lindstrom, se aleja un tanto de las experimentaciones y va directo a lo que mejor sabe hacer, atraerte hacia la pista central.



Por otro lado, una de las bandas más eclécticas y quizá más focalizada como banda pop, tUnE-yArDs, nos entrega un variopinto y colorido dibujo que incluye música africana, psicodelia electrónica y juegos vocales al límite. Desnudando la canción o mezclando todo casi fortuitamente, consigue crear un excelente y variopinto álbum “Nikki Nack”.

Otro de esos grupos que les gusta últimamente apostar más por la electrónica que por su pasado pop y/o rock (si es que alguna vez lo fueron) son Liars, hijos de la experimentación y del desafío, después del tremendo acierto que supuso “Liars” y la continuación totalmente electrónica de “WIXIW”, con “Mess” se aúpan a un caballo totalmente desbocado, en contraposición al mencionado “WIXIW”, destilando mala leche y rabia total.

Una de las caras más esperadas, o mejor dicho, la combinación de tres que forman la pareja de Röyksopp y la sueca Robyn nos han dejado un disco colaborativo, “Do it again”, que se puede medir de muchas maneras. Por un lado los 35 minutos de los que consta pueden llegar a parecer espléndidos para algunos, con un soberbio inicio (“Monument”) y una colaboración poco abrumante de Robyn. Si tu fuerte es la sueca reclamarás mayor participación, si tu fuerte son los escandinavos Röyksopp estarás bastante contento de que hayan vuelto con temas tan certeros para englosar más aún su discografía nada corta de buenos discos (algunos mejores que otros).


Penetrando en una galaxia electrónica mucho más “pura” supone una gran alegría poder encontrarnos con el disco de este duo catalán-francés, Downliners Sekt, de nada más y nada menos que 63 minutos. “Silent Ascent” acaba absorbiendo al oyente a través de patrones dubstep combinados con un ambient increíblemente preciso y mimetizado mediante samples milimétricos. Una gozada de disco que mejora escucha a escucha. Aquí dejamos un ejemplo de lo que fueron antes de crear esta obra inmensa que es “Silent Ascent”.


El formato EP sigue sorprendiendo este año de manos de tres genios; uno consolidado con su espectacular álbum “R Plus Seven” y ahora con su no menos bueno “Comissions, vol. I”. Por supuesto hablamos de Oneohtrix Point Never, el maestro del sampler más aventurero, de los drones ambient y la electrónica diluída. Su segundo paso en Warp.

Otro que deja rastros de futuros éxitos en largo es el colaborador en la producción de Kanye West y su exitoso “Yeezus”. Evian Christ lanza “Waterfall”, un ejercicio de apabullantes bajos con cadencia hip-hop y una estética electrónica cortante y experimental que nos deja con ganas de paladear un futuro LP que esperemos llegue pronto.

Esperanzador y alentador es el disco de una nueva cabeza visible del grime, Visionist, con su segundo paso, “I’m fine, part II”. Un disco que supera al anterior, minimizando sus beats, sus sintetizadores, reduciendo su sonido y creando una sensación de espacio intrigante realmente sugestiva y original. Con pocos elementos sabe crear ese punto flotante sin espesar. Maravilloso.

Para el capítulo final, la electrónica más experimental podría encabezarse (hasta mitad de año) en tres nombres cada cual más diferenciado del otro: Ben Frost, Fennesz y Untold.

El “artefacto sonoro” que fabrica o más bien dispara Ben Frost es de un calibre espectacular, pudiendo derribar a cualquier oyente experimentado en aquello que se puede llamar noise electrónico. “A U R O R A” no es sólo noise, es un apisonadora ejecutada con percusiones más orgánicas que digitales, sin estribillos, lo que convierte al álbum es algo totalmente físico, menos intelectual. Un bravísimo discurso heroico que hay que escuchar a todo volumen.


Con una cara menos directa Fennesz vuelve a maravillarnos sin volver a crear otro majestuoso “Endless Summer” pero sí poniendo el listón bien algo con “Fécs”. Usando una paleta de sonoridades totalmente cósmicas invita al sol del atardecer sin sonar psicodélico ni meloso. Por supuesto con su propuesta poliédrica y totalmente variopinta.
Para ir terminando, todo un triunfo ha sido el poder escuchar uno de los álbumes technos más experimentales de este año, el “Black Lights Spiral” de Untold. Totalmente sorprendente, no va dirigido a la pista de baile ni mucho menos, pero se deja entrever un directo que puede ser físicamente apabullante. Juegos vocales computarizados, sonidos metálicos, graves increíbles: una mezcla realmente novedosa y que marca un punto y aparte en lo oído hasta estos momentos.
Como mención especial nombrar otro disco a tener muy en cuenta: “After Forever” de Joey Anderson. Una vuelta de tuerca al house y al dub persiguiendo nuevos caminos. Como él mismo dice, humanizando su propia electrónica.



Apaga tu mente, relájate y sigue la corriente



No hay comentarios:

Publicar un comentario