Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El gran problema de muchos directores es no entender bien el significado de la palabra cortometraje.  Precisamente lo interesante de esta forma de rodar es la de intentar ejecutar una brillante idea en el menor tiempo posible.
No vamos a decir ahora que no existan cortos buenos con una duración más que notable, por supuesto; pero creemos que el espíritu en si de este formato se pierde de esta manera.

Como muestra, un botón. El corto Lights out, del director y animador sueco , es el ejemplo perfecto. Por si fuera poco, es una obra de género de terror que consigue inquietar en sus poco más de dos minutos de duración. Este trabajo ha ganado varios premios en festivales, como en el de Cine Fantástico de Bilbao o el bchorrorchallenge.com.