jueves, 27 de agosto de 2015

Crítica: Los 4 Fantásticos

Por Isaac Moreira



REBOOTANDO CUESTA ABAJO… OTRA VEZ

Estaba claro que los 4 Fantásticos necesitaban un reboot después del gran fiasco de sus versiones de 2005 y 2007 (¿Cómo pudieron hacer una secuela? ¿No estaba claro que esos no eran los actores ni el tono apropiado para los 4F?). Cuando se anunció un reinicio me intrigó, e incluso alegró, “la primera familia” de Marvel lo necesitaba para quitar ese regusto amargo.

Cuando se confirmó a Josh Trank como director aumentó mi curiosidad (Chronicle tiene algunos fallos pero, también muchos aciertos que podrían ser interesantes en los 4F). Cuando se dijo que Jhonny Storm iba a ser negro me dije: “Un momento… ¿Qué pasa aquí?”. Esto causó polémica y los defensores del cambio acusaron de racistas a los detractores. No voy a entrar en este tema, solo diré que si escogieran a una actriz blanca para interpretar a Tormenta en X-Men las quejas serían las mismas. Después oyes que el enfoque será más del género ciencia ficción que de superhéroes, que quieren darle un aire más realista y oscuro, que no trata de superhéroes, sino de gente que muta y pierde el control de su cuerpo, estilo Cronenberg… ¡¡¡Por dios!!! Que son los 4 fantásticos.

Esta nueva adaptación es decepcionante. Muy decepcionante. Tanto que ni Stan Lee ha querido hacer su clásico cameo (¿¿¿una peli de Marvel en la que no aparece Stan??? Eso ya es motivo para desconfiar).  No vemos a los 4 Fantásticos. Puede que sea gente con sus mismos poderes pero los personajes no tienen nada que ver con sus homólogos (excepto Mr. Fantástico, en el que se atisba un poco de interés científico). El film usa la versión ultimate para; adaptar el origen de Reed Richards, la zona negativa (aunque no se cita este nombre); el edificio Baxter como reducto de jóvenes geniecillos y en la adquisición de sus poderes, llevada a la pantalla de una forma muy estúpida.


Y ya está, hasta aquí llega lo que conocemos de los 4F de los comics. El grupo no tiene el desparpajo juvenil de la versión ultimate ni la sensación de familia del grupo original. Todos y cada uno de ellos son personajes planos y apáticos. Tristes, cabizbajos y con diálogos fríos, como si fueran un grupo de desconocidos. Hay actores que no cambian de expresión durante todo el metraje. Especialmente sangrante es el caso del Dr. Muerte. Ni su origen, ni su motivación, ni sus poderes están bien trabajados. Víctor Von Doom es casi el villano más carismático de todo el universo Marvel y ver como es vilmente maltratado, una y otra vez, casi duele más que lo que hacen con los héroes. Aquí tenemos un Dr. Muerte soso, simplón, con poderes imprecisos los cuales usa de forma aleatoria, hasta el punto de que en el momento de la batalla contra los 4F se muestra de lo más ineficaz. Por cierto, se saca una capa con capucha de la nada, tan solo porque se supone que al final debe tenerla para acercarse al aspecto de los tebeos, pero está muy lejos de conseguirlo.

Respecto al enfoque de la trama, está bien que le den un toque de ciencia ficción. Es un elemento muy importante en los tebeos, pero ¿y las aventuras? No hay ninguna. Todo transcurre de forma demasiado solemne, seria y aburrida. La única escena de acción llega tras más de una hora de metraje y es resuelta rápida y precipitadamente, sin ninguna emoción, y mal pensada en todos los aspectos. Al final, los 4 deciden ser un grupo, así porque sí, chuleando al ejercito y al gobierno, en una última escena ridícula, totalmente forzada, solo para abrir una puerta para la segunda parte (pobrecicos… debían pensar que iba a ver una secuela. Lo dudo mucho).


Nunca creí que diría esto, pero tras 100 minutos aburridísimos, tengo que admitir que las películas del 2005 y 2007 eran, aún con todos sus numerosos defectos, bastante más fieles al espíritu de los 4 Fantásticos que este bodrio. Y todavía con más sorpresa diré que, hasta la fecha, la mejor versión ha sido la producción de Roger  Corman en 1994. Film cutre, sin pretensiones ni presupuesto, que se realizó con la única intención de que la Fox retuviera los derechos de los 4F porque estaban a punto de expirar. Ni si quiera se estrenó en cines, fue directamente a video.

En una época en la que tenemos maravillas como Guardianes de la galaxia, Capitán América (y Soldado de Invierno), Ant-Man… es una pena que “la primera familia” no encuentre su lugar o director/productora que los comprendan y respeten como merecen (en especial a Víctor Von Doom). Tan solo podemos esperar que después de este gran fracaso, la Fox le devuelva el control creativo a Marvel, igual que ha hecho Sony con Spider-Man (soñar es gratis, ¿no?)

Nota: 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario