Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Por Isaac Moreira

 

Ya se sabe que las comparaciones son odiosas pero… ¿cómo no caer en la tentación? Apenas ha pasado un mes entre el estreno de dos de los grandes pesados de Marvel y DC. Curiosamente ambas películas, salvando las distancias, comparten temática: la opinión pública/gobierno, frente a las consecuencias que generan las hazañas de los superhéroes, se plantean si no deberían responder por los daños colaterales que han causado. Esto produce el enfrentamiento entre dos de los mayores iconos de cada casa. A parte, el maloso de turno está por ahí en medio cizañeando desde la sombra.
Más fácil no nos lo podían poner para caer en el juego de las comparaciones, verdad? Así que entremos de lleno en la batalla (real o no) que existe entre Marvel y DC.
Imaginemos al público enfebrecido ante el combate estrella de la WrestleMania alrededor del ring. El micrófono baja del techo y el árbitro presenta con emoción a los contrincantes:

-¡A la derecha del cuadrilátero, representando a Marrrrrrvel comics, portando escudo de vibranium, el estandarte de la libertad… CAPITAAAAAAN AMÉRICA! A su lado el genio, millonario, filántropo, playboy… IROOOOOON MAN!
-¡A la izquierda del cuadrilátero, llegados de DC comics, dispuestos a disputarle el título al mejor universo cinematográfico, con capa roja y una S en el pecho, el portador de esperanzas… SUPERRRRRRRMAN! Le acompaña el genio, millonario, filántropo, playboy (que casualidad, no?) pero tremendamente atormentado BAAAAAAAAATMAN!
Que comiencen las hostilidades…¡¡¡(onomatopeya de campana)!!!

Dirección/guión

Civil War ha sabido aprovechar la historia del universo Marvel y sus personajes para darle un transfondo a la historia. Hemos visto nacer y evolucionar la amistad del Capi e Iron Man. Los conocemos al igual que todos aquellos a los que los acompañan y por eso el conflicto entre los dos tiene mayor carga dramática. Todo ello sumado a una buena dosificación de la acción, lo bien compensado que está el tiempo dedicado a cada personaje (según su relevancia en la historia), buenos diálogos, unos golpes de humor para descomprimir en los momentos justos y una trama pensada y sólida hace que las casi dos hora y media de metraje pasen volando. Lo único que se echa en falta es ver algo más de las opiniones de los ciudadanos de a pie sobre los superhéroes. Meter un poco más de presión a Tony Stark para que defienda el acuerdo de Sokovia. También le falta un poco de riesgo. Un acontecimiento de mayor impacto que fuera lo que desencadenara la historia y (ATENCIÓN: POSIBLE SPOILER) muerte. Si hubieran
sido valientes y terminara con la muerte del Capi habría sido un acontecimiento. Un antes y un después en el género.
Snyder ha optado por el oscurantismo y realismo cogiendo como base parte del Batman: Dark night returns (muy buen punto de partida). Comienza revisionando la destrucción de Metrópolis desde el punto de vista del ciudadano de a pie. Se entiende perfectamente el miedo que genera la existencia de Superman. Sin embargo, el odio de Batman hacia El kryptoniano esta mal desarrollado. También es bastante cuestionable la forma un tanto abrupta y absurda en la que se resuelve el enfrentamiento entre Superman y Batman. Los personajes secundarios como Alfred o Wonder Woman están algo desaprovechados. Los planes dentro de la trama de Lex Luthor no están bien explicados. No se sabe cual es su papel exacto dentro de la historia. Las subtramas de Bats y Superman/Lois Lane tampoco llegan a enganchar del todo. ATECION: SPOILER La muerte de Superman a manos de Doomsday carece totalmente de drama, ya que el espectador se encuentra perdido entre tanto efecto especial y pirotecnia.

Punto para Marvel

Personajes

Marvel tiene un amplio catálogo de personajes de lo más variopinto e interesantes y sabe como sacarles partido, tanto en sus propias películas como cuando les toca aparecer de invitados en otras. En este caso Iron Man tiene casi tanto protagonismo como el Capi. Su evolución dentro de Civil War está bien desarrollada y es coherente con el Tony Stark rebelde y socarrón que hemos conocido hasta ahora. El resto de los Vengadores también tienen un papel en Civil War. Algunos como Ojo de Halcón, Máquina de Guerra o Visión se quedan algo atrás aunque cumplen su función dentro de la historia (recordemos que no se trata de una peli de los Vengadores, si no del Capi) mientras que la Viuda Negra tiene bastante protagonismo. Mención especial para como han integrado a Ant Man (genial cada vez que aparece Paul Rudd) y la introducción de Pantera Negra y Spider-Man (por fin podemos ver al trepamuros en manos de Marvel y seguro que no decepcionará a ningún fan) que encajan dentro de la historia como un guante.
-Mientras, en El amanecer de la justicia tenemos a un Superman bastante plano. El kryptoniano no ofrece nada nuevo respecto a Man of steel. Sigue con sus tribulaciones de si salvar el mundo o hacerse a un lado. A su vez tenemos un Batman constantemente enfadado, lo que no es malo. Sin embargo es imperdonable la falta de astucia e inteligencia característica de Batman. Vale que puede ser que el odio le ciegue hasta cierto punto, y, aunque en el combate contra Superman tiene bastantes recursos (pelea que le debe mucho a Frank Miller y su Dark Knight Returns) pero recordemos que Bats es una de los personajes mas inteligentes y racionales que existen en el universo DC. Es el detective por excelencia, comparable a Sherlock Holmes y aquí parece salido de los Mossos d’Esquadra. No obstante hay que decir que tanto Cavill como Affleck actúan correctamente y le han dado a Snyder lo que este les pedía. Seguro que ambos podrán aportar más matices a sus personajes en un futuro. Wonder Woman tiene un papel anecdótico y de poca relevancia. Le da un puntito a la película y después ahí está para repartir tortas como el que más pero seguro que se podría haber integrado mejor y haber dado más juego a la hora de presentar a la futura Liga de la Justicia. El primer vistazo a Flash, Aquaman y Ciborg es un poco decepcionante ycutre. Unos escasos videos como realizados a última hora por exigencias del guión. El resto de personajes, que aparecen en pantalla sirven para que avance la historia pero sin carisma ninguna.

Punto para Marvel

El villano.

Aunque nuestros héroes se bastan ellos solos para entrar en conflicto, en ambos films hay un villano entre las sombras
Marvel tiene a un Barón Zemo muy, muy alejado de los comics. Tanto que si lo hubieran llamado Fulanito de Tal no habría cambiado nada su personaje ni sus acciones. A pesar de ello su motivación y su plan entre las sombras funcionan muy bien y Daniel Brühl hace un gran papel. Puede que sea junto a Loki el villano que más ha puteado a los héroes de todas las películas de Marvel.
-Por su parte el Lex Luthor de Jesse Eisenberg cae en una constante sobreactuación excesiva. Aunque le da un punto de diversión y muestra el egocentrismo y la megalomanía del Luthor de los tebeos no es el enfoque más acertado para el némesis del Hombre de acero. Quizá el mayor fallo haya sido presentarlo como un payasete medio descerebrado. Está muy lejos de tener ese porte imponente y racional que le caracteriza en los comics. Le falta cinismo, inteligencia y su particular odio hacia Superman que nunca se explica.  Luthor siempre debería controlar todo y a todos los que le rodean. Sin embargo, como ya se ha citado, no queda claro hasta qué punto lo sucedido es un bien orquestado plan de Luthor o simplemente le van cayendo oportunidades y va improvisando sobre la marcha, sin ningún control sobre las consecuencias. La aparición de Doomsday es un poco decepcionante. Su origen podría haber sido más trabajado. Su aspecto parece copiado del troll de las minas de Moria de El señor de los anillos. Además, resulta mal encajado dentro de la historia, eso sí, cumple bien su función: muerte y destrucción.

Punto para Marvel

La acción y efectos especiales

Civil War cuenta con coreografías de los combates cuerpo a cuerpo espectaculares y sorprendentes (da gusto ver al Capi, la Viuda Negra, Bucky, Spider-Man, etc en acción). Lo único que se le puede echar en cara es un exceso de velocidad en el montaje de la acción que puede terminar por despistar a algún espectador. Los poderes de cada uno están muy bien llevados a la pantalla. El CGI es más que correcto.
-Aunque Dawn of justice tiene unos grandes efectos especiales y le dan credibilidad a los poderes de Superman (cosa que no es fácil), no han sabido sacarles partido. La batalla contra Doomsday se difumina entre tanto rayo, explosión de energía y flashes de luz. La épica de Snyder puede restar dramatismo o interés en la pelea. Por otro lado, a Batman le falta agilidad, destreza y habilidad cuerpo a cuerpo. Sus escenas de lucha se hacen algo lentas. Desde luego, viéndolo en acción uno no se imagina a esta versión del Caballero Oscuro saltando entre edificios o haciendo acrobacias. Gana los combates mas por poderío físico (ahí esta “mazacote”Affleck) que por ser un maestro en artes marciales.

Punto para Marvel

Así pues, visto lo visto, para cine y otras drogas el ganador indiscutible de este primer asalto es… Civil War de Marvel.

No preocuparse fans de DC. Seguro que habrá un segundo asalto.