lunes, 13 de junio de 2016

Radio Flamingo: Todo el mundo quiere a Elvis Costello

Por Juanjo Baquedano



Ya hace algun tiempo que tenía ganas de dedicarle unas líneas a mi segundo gafotas favorito del mundo de la música (el primero es Buddy Holly) y, aprovechando que Costello anda de nuevo en gira por nuestro país, pensé que era un buen momeno de traerle aquí y agradecerle los grandes momentos que me ha procurado. Así que aprovecho esta oportunidad para postrarme ante él y decirle: Te quiero, Elvis Costello.

El bueno de Declan McManus lleva casi 40 años publicando discos, sea en solitario o con sus Attractions, con los Imposters o colaborando con luminarias como Burt Bacharach, The Brodsky Quartet Bill Frisell, The Roots o Richard Harvey. Un largo y prolífico camino que le ha granjeado más que importantes ventas, reconocimientos y elogios, haciéndose merecedor del cariño de (casi) todo el mundillo. Pero por algún motivo, no ha alcanzado ese status que sí se le reconoce a "coetaneos" suyos como Tom Waits o Nick Cave: Se le sigue calificando de dios menor.


Y ahí es donde quiero entrar yo, no a tirar del pedestal a nadie, sino a revindicar para Costello un huequecito en el Olimpo que se ha ganado a golpe de canción. Y es que su dimensión musical la dan esos cuarenta años de pequeñas catedrales pop, mucho más allá de esos primeros discos enclavados en la nueva ola que están siempre en boca de todos cuando se habla de su música. Su fondo de armario es imponente y para demostrarlo voy a realizar un pequeño experimento: Crear una playlist con canciones de Elvis, pero dejando de lado sus grandes himnos o sus discos más reconocidos; las veinticuatro canciones que he seleccionado han aparecido en discos considerados "menores". Para ello me he basado en un par de webs de consulta de discos de referencia (allmusic.com y discogs.com) seleccionando tan solo canciones de sus trabajos con menor puntuación. No encontraremos pues aquí material de sus discos más reivindicados como My Aim Is True, Armed Forces, This Years Model, Get Happy o Imperial Bedroom o Painted From Memory; pero puedo apostar a que, aunque sean menos conocidas, las canciones que aquí traigo ya las quisieran para sí muchos artistas. Y a las pruebas de la inmensa talla del británico, las canciones, me remito a continuación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario