miércoles, 12 de abril de 2017

Critiquillas: El Bar



Por Isaac Moreira

El bar es una película 100% Álex de la Iglesia en lo bueno y en lo malo.

En este caso los aspectos positivos son numerosos: una gran dosis de humor negro (a veces muy macarra) e inteligente, un ritmo rápido pero sin atosigar al espectador, el buen manejo del escenario (la película transcurre en pocos espacios pequeños y cerrados) y de los personajes. Como director de actores, debo decir que nadie saca lo mejor de Mario Casas como Álex de la Iglesia. Lo mismo se podría decir de Blanca Suárez. El resto del elenco cuenta con grandes actores. Valores seguros que nunca le fallan al director de El día de la Bestia. El guión es muy bueno. Las dinámicas entre los personajes y la fluidez de los diálogos permiten giros insospechados en la trama sin resultar demasiado abruptos.

En El bar encontramos dos clásicos de su filmografía: el primero es la mezcla de comedia, thriller, suspense y terror de una forma homogénea, difuminando las barreras entre géneros. El segundo es cierto marco castizo y examen social (este caso mejor encajado que en otras de sus obras), que aporta una dimensión extra al largometraje.

Lo malo de El bar es otro clásico del director: que no sabe cuando parar. Termina llevando al paroxismo máximo a los personajes. Aunque en este caso aguanta el pulso más de lo habitual antes de caer en el desenfreno total. Aún con todo es muy recomendable.

Nota: 7,5



No hay comentarios:

Publicar un comentario