Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Por Sixth Man 77

Annihilation es el último trabajo del director Alex Garland. El británico ya nos sorprendió a todos los amantes de la ciencia ficción seria con su anterior film, Ex Machina. Por lo tanto las expectativas eran altas y a fin de cuentas no ha defraudado. Annihilation toca varios temas en su historia. La mayoría de orden metafísico, como son la culpa y la autodestrucción, pero sin olvidar una potente base científica que hace de consistente urdimbre. La narración está cargada de metáforas, por lo que el espectador no puede dejar ni un momento de prestar atención para entender e interpretar lo que se le está contando. Garland maneja el tono dramático e intimista con gran maestría, al igual que en su anterior film, sin descuidar en absoluto las escenas más cercanas al terror. Además, visualmente es apabullante y bella.

Creo que hacer una sinopsis de la historia es prácticamente inútil pues tan solo es un medio para articular asuntos más trascendentales y plantearnos muchas preguntas de orden existencialista. Es ahí donde radica la calidad de la cinta. Como buen cine de ciencia ficción, la película no da muchas respuestas, al contrario, plantea multitud de incógnitas, lo que hace que la historia se mantenga viva en la memoria del espectador, abriendo nuevas ideas y planteamientos. Y ese es sin duda el gran acierto. La mayoría busca una respuesta, busca, al fin y al cabo, que lo traten como a un niño. Es por lo que la productora obligó a cambiar el final para introducir una explicación que realmente sobra. Me vino a la memoria el final impuesto de una de las obras maestras de otro británico, Psicosis, de Alfred Hitchcock. Con el pretexto de que el espectador no vaya a entender lo que ha visto se le mastica lo que acaba de ver, no vaya a ser que alguno se ponga a pensar más de la cuenta. Lo mismo pasa con Annihilation. Por lo tanto véanla, sin temor, sin prejuicios. Déjense llevar al otro lado de ese prisma que es «El resplandor» para ver de que están ustedes hechos.

Nota: 7