Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Por Isaac Moreira

“En España para triunfar hay que ser mediocre. Si destacas te machacan”. Eso mismo se podría aplicar a la mayoría de las críticas negativas que le están lloviendo a Superlópez. En algunos casos porque se compara con otras producciones de superhéroes con un presupuesto infinitamente mayor. En otros casos porque no adapta ninguna historia en concreto o simplemente porque no reconocen al personaje de Jan. Sin embargo, a mí me parece que han hecho una apuesta muy valiente y arriesgada. Arriesgada porque las historias más icónicas y atractivas (El SupergrupoLa Caja De PandoraEl Señor De Los Chupetes…) son las más complejas y requerirían muchos más recursos y presupuesto. A mí me parece han tomado el camino correcto, el del humor costumbrista y la parodia a Superman, que, además de la crítica social, es la esencia de Superlópez. Y no olvidemos que casi ningún superhéroe ha sido trasladado literalmente al cine. En la gran mayoría de veces que se ha intentado no ha dado buen resultado. Simplemente porque el cine se mueve con otros códigos. Para llevar un superhéroe a la gran pantalla debe haber un proceso de adaptación y revisión.
En mi opinión, Javier Ruiz CalderaBorja Cobeaga y Diego San José han jugado bien las cartas que tenían. Con un presupuesto infinitamente menor que cualquier otra producción de este género y sin caer en el excesivo metraje (recordemos que las películas de superhéroes suelen durar ente 120 o 150 minutos) han realizado un trabajo más que aceptable. Se han centrado en el humor. Un terreno que, tanto el director, guionistas y actores, dominan. Aunque hay que decir que no mantienen el nivel durante toda la película al 100%, sí hay escenas muy graciosas y bien insertadas en la historia que nos quieren contar. Una historia de origen, simple y llana. También es cierto que tiene momentos bajos. En general le falla la acción. No hay ninguna pelea o escena trepidante. Incluso pierde bastante fuelle en la confrontación final, cuando debería acabar en alto. Un error fatal que puede contribuir a que mucha gente se quede con una impresión regulera de la película, pero, hasta ahí, funciona bastante bien.

Dani Rovira sorprende como Superlópez. Y que conste que no me gusta nada este actor. Fui uno de los que echó pestes cuando lo anunciaron para el papel. Sin embargo está más comedido y metido en el papel gracias a Javier Ruiz Caldera, que lo ha sabido  encauzar en la dirección correcta. Alexandra Jiménez es una actriz muy solvente y que llega a recordar a Luisa LanaJulián López, aunque es difícil de dejar de vincularlo a lo chanante, también cumple como Jaime. Quizá la mayor sorpresa y donde más brilla Juan López es cuando interactúa con sus padres. Pedro Casablanc y Gracia Olayo gozan de una vis cómica esplendida y enmarcan algunas de las mejores escenas de la película. Por el contrario, Maribel Verdú y su personaje no aportan gran cosa a la cinta.

También nos encontramos unos pocos homenajes a los tebeos de Jan, como los petisos carambanales que aparecen de cuado en cuando en pantalla o la maravillosa primera escena post-créditos. Esa escena final que nos dice que esto ha sido tan solo la presentación de Superlópez y ahora viene lo bueno. Un cliffhanger al nivel de la aparición de Nick Furia tras los créditos del primer Iron Man. Tan solo por eso le deseo a Superlópez un gran éxito de taquilla que necesita para poder rodar esa segunda parte que nos han prometido.
Superlópez podría haber sido mejor, pero también mucho peor. Por mi parte, me parece un triunfo haber podido ir a ver una película de Superlópez y disfrutarla. A mi entender, esto ha sido el inicio de Superlópez. Ahora solo queda esperar a que se haga un hueco en el cine y en los espectadores y le den la oportunidad de demostrar de lo que es capaz en realidad.

Nota 7